Entrevistas

¿Conoces los diferentes tipos de entrevista de trabajo?

February 11, 2021

La entrevista de trabajo es el segundo paso en tu búsqueda de empleo. Significa que tu CV ha persuadido al reclutador de que podrías ser un buen candidato. Prepararte es esencial y, aunque hay recomendaciones generales, conviene estar listo para afrontar con éxito los diferentes tipos de entrevista.

Tipos de entrevista de trabajo

La tecnología y los cambios en el entorno laboral han delineado nuevas formas de profundizar en el perfil de un candidato. El objetivo final continúa siendo el mismo: conocer tu experiencia, motivaciones y características diferenciales. A continuación, compartimos los secretos que te harán destacar en cualquier tipo de entrevista de trabajo.

Entrevista presencial

Es la más habitual. El entrevistador te citará a una reunión en las oficinas del empleador o de la empresa encargada de la selección. La puntualidad es vital, así como preparar de las respuestas a las preguntas más comunes. Debes contestar de manera directa y con lenguaje profesional.

En este tipo de encuentros debes recordar que todo comunica. El tono de voz, la postura, los gestos, etc.

  • Presta mucha atención a tu lenguaje corporal. Un firme apretón de manos acompañando el saludo, transmite confianza. Evita cruzar los brazos, pues podría parecer que estás a la defensiva. Siéntate erguido, pero relajado, sin adoptar una postura incómoda que pueda denotar arrogancia. Asimismo, una pose encorvada sugiere timidez e inseguridad.
  • Establece contacto visual con el entrevistador. Demuestra interés en la conversación.
  • Mantén una expresión agradable. La sonrisa es un arma poderosa y generalmente causa una muy buena impresión. Expresa empatía y sociabilidad.
  • Escucha activamente a tu interlocutor. Además de ser un acto de cortesía, te permitirá identificar datos clave en la conversación.
  • Mantén tus manos a la vista. Evita esconderlas bajo la mesa pues se puede interpretar como una señal de falta de honestidad. El movimiento de tus manos puede enfatizar tus argumentos y transmitir seguridad y franqueza.

Evita gestos que denoten nerviosismo, como jugar con el bolígrafo, mover las piernas o tamborilear sobre la mesa.

Entrevista telefónica

En este caso solo contarás con tu voz para expresarte. Al prescindir del contacto visual es aún más importante prestar atención a su tono, ritmo y volumen. Comunícate con un lenguaje claro y directo, sin alzar la voz ni atropellar las palabras. Dale valor a los silencios y no te precipites a dar una respuesta sin pensar.

Puedes ayudarte preparando notas con datos específicos que desees mencionar. Fechas, cifras, palabras clave. Tenlas a mano para usarlas cuando lo consideres necesario. Asimismo, es recomendable utilizar auriculares, pues te permitirán tener las manos libres para hacer apuntes.

Asegúrate de recibir la llamada en un espacio tranquilo y silencioso, sin distracciones ni interrupciones.

Entrevista online

Cada vez son más frecuentes este tipo de entrevistas laborales. Ahorran tiempo, evitan desplazamientos y son indispensables cuando se trata de trabajos remotos. En estos casos es necesario asegurarse de que la plataforma tecnológica no falle.

Pueden utilizar diversos canales, WhatsApp, Skype, Zoom, etc. Instala el programa en tu computadora previamente y haz alguna prueba, para verificar que todo funcione. Revisa el micrófono y altavoces y ajusta el volumen.

  • Controla la imagen y sitúate a una distancia conveniente de la cámara. Evita que tu rostro aparezca cortado o en un primer plano. Lo ideal es que el reclutador pueda ver un plano medio corto, es decir, hasta la altura de tus hombros.
  • Revisa el campo visual y elige un escenario adecuado. Lo que te rodea dice tanto de ti como tu apariencia. La habitación debe estar bien iluminada, ordenada, sin elementos distractores o inapropiados.
  • Cuida tu vestuario y sigue las mismas pautas de una entrevista presencial. Debes proyectar una imagen acorde con el puesto que solicitas.
  • Silencia o apaga tu celular, así como el teléfono fijo. Evita las interrupciones y los ruidos molestos. Es desaconsejable realizar la entrevista desde un café o lugar público, pues no tendrás privacidad ni control sobre el entorno.

Entrevista de panel

Es una práctica habitual cuando se postula a cargos de alto nivel. Generalmente participan personas de diferentes áreas de la organización, con las que tendrás que relacionarte si te contratan.

Puede parecer un reto complicado, pues deberás atender a varios entrevistadores y abordar diferentes temas. Concéntrate en responder a cada cuestión claramente, dirigiéndote a quien la formula, sin ignorar al resto. Asegúrate de establecer contacto visual con todos los presentes, como si estuvieras en una reunión de trabajo. Pasea la mirada por el grupo y detenla unos segundos en la persona que hizo la pregunta.

Procura aprender los nombres y cargos de los participantes, así podrás dirigirte a ellos individualmente. Presta particular atención a quienes puedan parecer distraídos o poco receptivos a tus argumentos.

Debes convencerlos a todos de tus capacidades y habilidades, evitando las polémicas.

Entrevista grupal

Este tipo de entrevista se suele utilizar cuando se trata de contrataciones masivas y se evalúa rápidamente a un grupo grande de candidatos. El reto es sobresalir y destacar entre los que se postulan.

En las entrevistas de trabajo colectivas el objetivo es identificar las habilidades de comunicación, trabajo en equipo y liderazgo de los candidatos. Pueden resultar estresantes, pues se trata de un proceso muy competitivo y directo.

Procura interactuar con los otros candidatos. Así le restarás tensión al momento y te sentirás más cómodo. Muéstrate seguro y cortés. Aprovecha el tiempo previo a la entrevista para conocerlos e indagar sobre su experiencia y carácter.

Evita actitudes prepotentes o agresivas y presta mucha atención a las intervenciones de los demás participantes. Podrás identificar argumentos valiosos, enriquecerlos e incorporarlos a tu discurso haciendo aportaciones relevantes. El objetivo es causar una buena impresión ante los reclutadores y ser recordado.

Entrevista durante un desayuno o almuerzo

En algunos casos, particularmente cuando se trata de una segunda entrevista, el reclutador puede invitarte a un desayuno o almuerzo. Se busca conocer al candidato en un ambiente más relajado. No permitas que la familiaridad te haga olvidar que te están evaluando.

Es probable que asistan otras personas a esta reunión, futuros colegas o gerentes de otras áreas. Aprovecha esta oportunidad para poner en valor tus capacidades de comunicación y trabajo en equipo.

Una buena idea es consultar previamente la carta del restaurante. Puedes buscarla en internet o preguntarle a tus conocidos. En todo caso, debes seguir siempre las pautas de tus anfitriones, con respecto a las bebidas y el menú.

De más está decir que debes cuidar tus modales y comportarte a tono con la situación.

Entrevista de tensión o estrés

Este tipo de entrevistas es muy exigente. Busca descubrir las habilidades del candidato para lidiar con situaciones difíciles. Se utilizan especialmente para puestos de atención al público, ventas y consultoría. En estos casos es indispensable que el empleado tenga autocontrol y pueda responder de manera adecuada. Los teleoperadores y los empleados de mostradores de las líneas aéreas suelen pasar por este tipo de pruebas.

Debes prepararte de manera diferente para estas entrevistas, pues no se orientan a verificar la información del CV. Su objetivo es averiguar cómo reaccionas al estrés.

Existen diferentes tácticas de entrevistas de tensión. Pueden formularte preguntas incómodas o inapropiadas. Abordar temas delicados o dirigirse a ti de manera grosera. Algunos entrevistadores optan por ignorar al candidato, mostrar actitudes de superioridad u hostilidad.

También pueden plantear acertijos o problemas. Una de las más comunes en el área comercial es pedirle al candidato que realice una venta. Otro ejemplo, indagar qué harías si ves a un compañero de trabajo robando. Puede ser un bolígrafo o un vaso de agua, algo que esté a mano y sea común. Recuerda que no hay respuestas correctas e incorrectas. Cualquier solución creativa, por descabellada que parezca, es válida. La intención es observar tu capacidad de respuesta.

Este tipo de entrevistas pueden aplicarse tanto en procesos grupales como individuales.

Entrevista práctica

A veces los reclutadores pueden solicitar al candidato que realice una actividad relacionada con el puesto. Por ejemplo, a los redactores podrían pedirles que escriban un texto de prueba. Es una forma rápida de evaluar las capacidades reales del trabajador. Conviene prepararse, pues aunque tengas la capacitación requerida, los nervios pueden jugarte una mala pasada.

Entrevista en una feria de empleo

Estos eventos son un excelente punto de encuentro entre empresas y demandantes de empleo. Los reclutadores y compañías que participan recaban información de los trabajadores para engrosar su base de datos. Esto agilizará cualquier futuro proceso de selección. Por su parte, los candidatos pueden establecer contactos con las organizaciones y sectores de su interés.

Si bien es poco frecuente que se plantee una entrevista de trabajo en este ambiente, debes ir preparado. Podrías tener la oportunidad de hacer un elevator pitch con un empleador potencial. Asegúrate de tener una presentación breve de tu experiencia y habilidades.

Consejos básicos para cualquier tipo de entrevista de trabajo

Sea cual sea el tipo de entrevista laboral a la que asistas, hay tres recomendaciones generales:

Saber es poder

Antes de acudir a la entrevista, investiga todo lo que puedas sobre la empresa. Familiarízate con su cultura corporativa, su visión y misión, sus productos, etc. Esto te permitirá dar respuestas más afines a sus intereses.

Lee atentamente la descripción del puesto

Allí encontrarás todas las pistas que necesitas para saber qué están buscando. Prepara tus respuestas con esto en mente y utiliza las mismas palabras clave de la oferta.

Practica tus respuestas

La mayoría de las entrevistas tienen una serie de preguntas frecuentes. Es conveniente que prepares tus respuestas a estos temas y te asegures de incluir toda la información relevante.

Relacionado

Ver más 

¿Qué es una entrevista por competencias?

La entrevista por competencias permite mostrar tus conocimientos, habilidades y capacidad de resolución. Sigue estos consejos y consigue el trabajo que deseas.

Preguntas y respuestas para una entrevista de trabajo en inglés

En muchos procesos de selección se hace una entrevista de trabajo en inglés. Sigue estas recomendaciones para afrontarla con éxito y obtén el puesto deseado.