Las doce ventajas de trabajar en equipo

Actualizado el 8 de diciembre de 2022

Es muy probable que desde hace mucho tiempo escuches hablar de la importancia y las ventajas de trabajar en equipo. Las empresas se conforman de personal que trabaja de manera individual según el puesto que tenga, pero es muy probable que tengan varias responsabilidades que deban hacerse en equipo para lograr resultados más eficientes.Cada individuo tiene habilidades, dones y talentos únicos que, al presentarlos al resto del equipo, le brindan a la empresa una ventaja competitiva. Por eso, analizaremos qué es el trabajo en equipo, cuáles son sus características principales y los beneficios que ofrece de manera individual y para la empresa.
Empleos relacionados en Indeed
Empleos de medio tiempo
Ver más empleos en Indeed

¿Qué es el trabajo en equipo?

Este concepto se define como una tarea que se realiza mediante varios integrantes que colaboran en busca de un objetivo en común. Cada miembro podrá aportar sus habilidades para enriquecer la labor. Asimismo, cada integrante deberá tener responsabilidades individuales y en conjunto para lograr un propósito.

Características del trabajo en equipo

Estas son algunas de las características más comunes que todo trabajo en equipo debe tener para que funcione:
  • Organización
  • Motivación
  • Confianza
  • Participación
  • Compromiso
  • Objetivos en común
  • Resolución de problemas
Cuando se cumplen estas características, es entonces que el trabajo en equipo brindará una serie de ventajas, que explicaremos a continuación.Relacionado: Dinámicas de trabajo en equipo para motivar y unir

¿Cuáles son las ventajas de trabajar en equipo?

Como el trabajo en equipo es una actividad en conjunto, esta labor dotará de beneficios a todos los miembros. Al trabajar de esta manera, mejorarán tus habilidades interpersonales, que siempre te ayudarán a sacar el mayor provecho de tu vida laboral. A continuación, te describimos cuáles son las ventajas de trabajar en equipo.

1. El trabajo en equipo te hace más feliz

Bajo la premisa de que el trabajo en equipo contará con habilidades y responsabilidades distintas, los miembros de un equipo no estarán saturados de trabajo. El respaldo y soporte de cada uno hacia el proyecto logrará que haya una empatía entre el equipo. Asimismo, cuando se trabaja con respeto y apertura a la retroalimentación constructiva, los miembros mostrarán mayor bienestar. Los empleados felices siempre serán más productivos, por lo que trabajar de este modo genera un círculo virtuoso.

2. Cuando se trabaja en equipo, el estrés se reduce

Cuando el equipo es empático y energético, inspira a los miembros y estos se divierten en el trabajo. Por ende, el nivel de estrés disminuye. Este punto es de suma importancia, ya que, de acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social, el 75% de los mexicanos padece fatiga por estrés laboral, y esta cifra supera a Estados Unidos y China. Dado que el estrés afecta mediante síntomas fisiológicos, cognitivos, conductuales y emocionales, disminuirlo en el trabajo motivará al equipo a dar lo mejor de sí, garantizando mejores resultados como consecuencia.

3. Las mejores ideas se crean en grupo

Es bastante raro que una sola persona pueda inventar un dispositivo innovador o hacer un gran descubrimiento. Podría ser que una persona se haya llevado el crédito en los inventos más famosos de la historia, pero seguramente había un equipo de trabajo detrás del proyecto. Cuando las personas respaldan las metas con sus habilidades y conocimiento, pueden crear soluciones y procedimientos más útiles. Si traducimos este concepto a los deportes, Michael Jordan no podría haber ganado seis campeonatos sin el apoyo de su equipo.

4. Fortaleza ante los cambios

La vida está llena de cambios, y el sector laboral no es la excepción. Estos pueden ser cambios paulatinos donde se prepara a los empleados poco a poco para reducir la ansiedad de la incertidumbre, así como para tener el tiempo suficiente para aprender las nuevas maneras de trabajar. No obstante, otros cambios pueden suceder repentinamente y sin aviso. Cuando se trabaja en un equipo unido, fuerte y con los objetivos bien establecidos, los miembros podrán asumir el cambio de manera más favorable, generando la cohesión que necesita la empresa para reaccionar de la manera más eficaz.

5. Las innovaciones provienen de distintas perspectivas

Cuando se forma un equipo de trabajo con personas de distintos orígenes, circunstancias y antecedentes y con diferentes habilidades y conocimientos, se crea una unión entre culturas y sectores. El éxito proviene de tener una relación laboral con otras personas similares. Sin embargo, las innovaciones verdaderamente exitosas involucran diferencias de opiniones, perspectivas y experiencias. Si bien podría pensarse que estas diferencias podrían ser conflictivas, nadie quiere permanecer incómodo, por lo que se motiva el crecimiento y la aceptación. La diversidad genera nuevas oportunidades y soluciones porque los obstáculos se mirarán desde distintos ángulos.

6. Compartir el trabajo reduce el agotamiento

Este punto es muy obvio, pero no por eso menos importante. Cuando las responsabilidades se dividen, pareciera que automáticamente se duplican la energía y las horas del día. Si recordamos los años escolares, cuando se tenían que hacer proyectos grupales, la investigación y el desarrollo del proyecto, en el mejor de los casos, se dividía entre todos los integrantes del equipo. No es lo mismo investigar un tema y desarrollarlo en un ensayo creado por una sola persona, que dividir los subtemas entre varias personas y unificar las ideas. Lo mismo sucede con el trabajo laboral en equipo.

7. La buena comunicación aumenta la creatividad

La lluvia de ideas eficaz se realiza cuando todas las perspectivas se ponen sobre la mesa. Pero para tener éxito, es necesario que el equipo tenga una mente abierta y esté dispuesto a colaborar. Cuando el nivel de confianza aumenta entre el equipo, disminuye el temor a hacer preguntas, proponer soluciones o recibir una crítica constructiva.

8. Con el trabajo en equipo se crece como persona

Cuando se comparte información y, de cierto modo, entre todos se capacitan, cada miembro del equipo puede mejorar en todo sentido. Puedes aprender conceptos nuevos dadas las experiencias de cada individuo. También puedes aprender de los errores de otros, a fin de evitarlos en el futuro. Lo más importante es que puedes aprender de ti al percibir tus fortalezas y debilidades con más profundidad. Asimismo, puedes aprender a comunicarte mejor, a escuchar y a mejorar las interacciones con los demás.

9. La confianza aumenta

El trabajo de cada uno, cuando se realiza con responsabilidad y con un fin en común, generará confianza en el proyecto y en el equipo de trabajo. Si tus colegas dan lo mejor de sí, trabajando en tiempo y forma, podrás tener la tranquilidad de que no se presentarán atrasos u obstáculos innecesarios a causa de la falta de compromiso de uno o varios miembros. La confianza es un elemento fundamental para que un equipo de trabajo funcione.

10. La división de responsabilidades engrandece tus habilidades

El trabajo en equipo varía porque las habilidades individuales son distintas. Desde la globalización hasta las innovaciones tecnológicas, los cambios requieren que las empresas cuenten con experiencia y conocimiento que aborden varios flancos para no quedarse en el camino. Cuando los miembros del equipo poseen el conocimiento específico y necesario para resolver un problema o mejorar los procesos, se crea un ambiente de respeto y cooperación que beneficia a cada miembro, y todos aprenden.

11. Aumenta el compromiso

Las necesidades del equipo tendrán que ir por encima de las personales. El equipo debe asegurarse de tener el compromiso con el proyecto y el equipo desde el inicio. Sus conocimientos y habilidades aportarán el éxito, pero esto solo será posible si cada miembro tiene el compromiso de llegar a la meta, proponiendo las formas de trabajar y soluciones desde su visión.

12. El reconocimiento entre pares mejora la productividad

La motivación siempre es un elemento fundamental en todo trabajador. Las tareas y la productividad siempre mejorarán cuando los miembros lo hacen con gusto. Como seres humanos, necesitamos que otros ojos y oídos nos digan cuando tenemos aspectos que mejorar, pero también necesitamos darnos esa palmada en la espalda, brindando la confianza de que vamos por buen camino. Siempre hay espacio para mejorar, pero cuando tenemos el reconocimiento de nuestros colegas, el trabajo se realiza con más entusiasmo y motivación, por lo que todos se benefician.Las ventajas de trabajar en equipo están presentes en todos los ámbitos. Incluso en los empleos más solitarios, de pronto se necesita una visión externa para percibir los elementos que no pudimos ver. No hay dos personas idénticas, por lo que cada una siempre tendrá algo nuevo que aportar para llegar a la meta que se haya propuesto el equipo. En los deportes, en el trabajo o en el ámbito familiar, cada individuo tiene la misma importancia. Cuando esta importancia se traduce en la transferencia de habilidades, el compromiso y la responsabilidad, el éxito será algo inminente.Nota: Ninguna de las empresas mencionadas en este artículo está afiliada a Indeed.
Compartir:
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Facebook
  • Email
¿Te resultó útil este artículo?

Artículos relacionados

Cómo aprender a delegar en el trabajo

Explorar más artículos