Desarrollo profesional

¿Qué es el objetivo profesional y por qué deberías introducirlo en tu CV?

February 11, 2021

A la hora de hablar del CV, es probable que el objetivo profesional no sea lo primero en lo que se piensa. Aunque sea una forma de diferenciarte de la competencia y brindar a tu CV un toque único, no son muchos los profesionales que lo añaden.

El objetivo profesional tiene un sentido de marketing, de venderse como persona y como profesional. Ofrece la oportunidad de expresarte y comunicar tus objetivos profesionales sobre todo a largo plazo. Aprender a redactarlo en un CV puede asegurar conseguir el empleo que buscas.

¿Qué es exactamente un objetivo profesional?

Un objetivo profesional introducido en el CV es básicamente un resumen de los logros que quieres alcanzar como trabajador. Puede incluir logros personales, de tu carrera profesional o del rendimiento que esperas alcanzar. Es la mejor forma de aprovechar un CV para expresarse de manera que puedas conectar mejor con tu empleador o con el técnico de selección.

¿Debo introducir un objetivo profesional en mi CV?

Aunque el objetivo profesional no es algo que se considera tan importante en un CV, puede ser una muy buena idea introducirlo al principio de este. Suele consistir en un párrafo muy pequeño, en algunas ocasiones de dos o tres frases, y su carácter es muy conciso.

El hecho de que muchos CV no contengan un objetivo profesional puede marcar aquella diferencia que busca el empleador, y si no has mandado una carta de presentación, o si la empresa no lo requiere, podría suponer tu único medio para comunicarte directamente con la empresa, sobre todo si el documento se manda por un sistema donde no se te permite escribir nada más.

En definitiva, no pierdes nada con introducirlo. Es más, añade un alto valor al documento y será de las primeras cosas que el técnico de selección lea.

¿Dónde debo redactar mi objetivo profesional?

El lugar más apropiado para redactar un objetivo profesional en un CV es la parte superior, después de los datos personales. Al ser un resumen de lo que esperas conseguir en tu trayectoria profesional y cómo esperas hacerlo, se sobreentiende que es uno de los aspectos que más deseas mostrar, o que de más interés resulta el lector.

Esto es independiente del tipo de CV que elijas: cronológico, funcional y combinado. El CV cronológico organiza toda la información de manera que lo realizado más recientemente, como la experiencia laboral del último año, aparezca en la parte superior. El funcional destaca tus competencias laborales en combinación con tu experiencia, y el combinado es una mezcla de ambos.

Sea cual sea el tipo de CV que elijas (incluso si decides ser más creativo aún), el objetivo profesional debería aparecer en la parte superior del documento, muy cerca de los datos personales o directamente seguido de ellos.

¿Qué información puedo poner en un objetivo profesional?

La respuesta a esta pregunta no es única, pero sí hay una afirmación que podemos hacer: el objetivo profesional debe decirle al técnico de selección por qué quieres conseguir ese empleo y cómo esperas conseguirlo.

Dependiendo del sector, de tus años de experiencia y del tipo de empresa, el objetivo profesional puede variar en gran medida, incluyendo una información u otra. La información que aparezca aquí siempre tiene que ser relevante y nunca puede incluirse ningún tipo de adorno o información innecesaria.

Vamos a ver varios casos de ejemplo, tanto de situaciones concretas como de ideas para incluir en el objetivo profesional.

Caso 1: falta de experiencia

Uno de los mayores impedimentos para los jóvenes o para aquellos trabajadores que están iniciándose en un nuevo sector es obviamente la falta de experiencia. A primera vista, un CV de un demandante de empleo sin experiencia puede resultar algo vacío.

Para compensar esta situación, la información del objetivo profesional puede incluir tu interés en la industria, por qué deseas labrar un camino en este sector, cuáles son tus puntos fuertes para el puesto vacante y también explicar tu ética de trabajo.

Ciertamente, los CV sin experiencia se parecen mucho unos a otros. En muchas ocasiones, incluyen poco más que la carrera universitaria u otros estudios, experiencia a nivel de entrada, idiomas y algunos voluntariados. El objetivo profesional puede marcar toda la diferencia y puede resaltar su CV por encima de otros.

Caso 2: cambio de trayectoria profesional

Si estás cambiando de sector o iniciando una nueva trayectoria profesional, el objetivo profesional puede explicar tus deseos en tu nuevo camino. Puede explicar por qué has decidido dar el paso, las habilidades laborales que has adquirido en tus antiguos trabajos y por qué estas habilidades pueden ser útiles para el puesto vacante.

Cambiar de trayectoria es complejo y el objetivo profesional funciona muy bien para explicar cuáles son tus motivaciones. Sin la redacción de este objetivo, la incógnita del porqué de tu decisión no se resolverá, a no ser que te comuniques con la empresa de alguna forma, y no hay mejor forma de comunicarlo que esta.

Caso 3: defender tus puntos fuertes frente al puesto vacante

Aunque el envío del CV presupone que quieres conseguir ese empleo, también es cierto que hoy día, gracias a las nuevas tecnologías, se pueden mandar muchísimos más documentos a empresas ubicadas en todo el mundo. Esto provoca que muchos documentos se envíen sin especialización a diferentes empresas.

Si aparece un objetivo profesional en la parte superior del CV que exponga cuáles son tus puntos fuertes y tus mejores habilidades profesionales para el puesto en concreto, la empresa sabrá que has estudiado el empleo. También es una buena manera de enlazar experiencia y habilidades antiguas con lo que se requiere en el puesto actual.

Caso 4: cómo puede beneficiar a la empresa

Puedes defender tus puntos fuertes de cara a la empresa, pero también puedes hablar de cómo la beneficiarás. Recuerda que el párrafo no debe constar de más que un número muy reducido de frases, y tendrás que centrarte en una cosa o en otra, sin abarcar demasiado.

Intenta no hablar de lo que esperas de la empresa y el empleo. En su defecto, expón en pocas frases cómo beneficiarás a la empresa y qué herramientas utilizarás para ello. Por ejemplo, si estás mandando el CV a una empresa de atención al cliente, puedes expresar que eres capaz de resolver un número de casos determinados por día. Solo expón para lo que piensas que estás capacitado para realizar realmente.

Caso 5: movilidad geográfica

También es posible que acabes de mudarte de ciudad, región o país. En este caso, puedes usar tu objetivo profesional para expresar qué deseas alcanzar en esta nueva localidad y cómo pretendes hacerlo con tu nuevo puesto vacante. Intenta no ser demasiado personal aquí, se espera que tus logros estén relacionados con tu carrera profesional.

Otra situación similar ocurre cuando tu deseo está en moverte a otra región o país diferentes. Aquí también puedes expresar cuál es tu motivación para tomar ese nuevo rumbo y demostrar tu disponibilidad para una zona específica. Si es el caso de una empresa con varias sedes nacionales, o una multinacional con sedes en diferentes países, puede ser muy beneficioso que la empresa reciba esta información.

Caso 6: logros profesionales específicos

El último ejemplo es compartir logros profesionales específicos. Estos no deben ser demasiado genéricos (por ejemplo: quiero un buen sueldo, quiero ascender en la empresa, quiero ser jefe de equipo).

Puedes expresar cuál es la visión de tu futuro profesional, los deseos en las tareas que quieres realizar, qué habilidades quieres conseguir, las intenciones que tienes en el sector e incluso cifras concretas, como años de experiencia que quieres conseguir en un puesto determinado.

¿Qué debo evitar introducir en mi objetivo profesional?

Una vez visto qué información podemos añadir en esta sección, es importante conocer lo que no deberíamos. Está muy relacionado a aquello que no deberíamos incluir en otras secciones del CV. Veamos varios ejemplos.

Demasiado ego

El objetivo profesional debe ser defender tus puntos fuertes y tus deseos, pero tiene que estar enlazado a lo que esperas conseguir de la empresa y cómo puedes beneficiarla. Aunque seas bueno en lo tuyo, evita ser demasiado presuntuoso.

Frases muy vagas

Frases como «aprender más, ser proactivo, mejorar como profesional» son objetivos que pueden ser nobles, pero no son específicos. El objetivo profesional debe expresar deseos más concretos.

Información no relacionada

Si tu CV está diseñado para un puesto vacante específico, intenta no incluir otra información que, aunque pueda ser útil para otras empresas, no aporta nada para la empresa destino.

Demasiado texto

Si el texto es demasiado largo, el objetivo pierde todo su sentido, ya que sirve expresamente para conocer de un solo vistazo aquello que más puede aportar a la empresa.

Ejemplos de objetivo profesional

A continuación, mencionamos ejemplos precisos de objetivo profesional.

Ejemplo 1: falta de experiencia

Incorporarme al departamento de comercio exterior para convertirme en un experto del import-export con Asia y perfeccionar mi conocimiento del idioma chino y japonés.

Aquí el trabajador muestra de manera concisa que desea aprender en un sector muy específico y a la vez perfeccionar el uso de dos idiomas.

Ejemplo 2: cambio de trayectoria profesional

Establecer mi futuro profesional en la programación de videojuegos después de años trabajando como programador web. Me gustaría trabajar en nuevos proyectos gaming mientras desarrollo aplicaciones web.

La programación web y la programación de videojuegos no son lo mismo. Con este objetivo, expresa su intención de un cambio de trayectoria defendiendo una competencia laboral pasada que puede ser de ayuda para el puesto vacante. Aunque sea diferente, las habilidades pueden ser transversales.

Relacionado

Ver más 

¿Cuáles serán los trabajos del futuro?

En los próximos años se prevé una transformación significativa del mercado laboral. Averigua cuáles son los trabajos del futuro y reorienta tu carrera.

¿Son productivas las reuniones de trabajo?

Para planificar una reunión de trabajo efectiva debes asegurarte de que tenga un objetivo bien definido. Sigue estos consejos y tendrás juntas más productivas.