Liderazgo auténtico: definición y características

Actualizado el 20 de diciembre de 2022

Elegir cuál estilo de liderazgo será más efectivo depende del temperamento del líder y de las necesidades del equipo. El liderazgo auténtico, por lo general, es bien recibido y puede adaptarse a diversas circunstancias, ya que siempre se aprecia la transparencia y honestidad de un líder, que en este caso suele mostrarse tal cual es.En este artículo, discutiremos qué es el liderazgo auténtico, su definición y características, y cuáles son sus ventajas en las organizaciones.
Empleos relacionados en Indeed
Empleos de medio tiempo
Ver más empleos en Indeed

Qué es el liderazgo auténtico

Un líder auténtico implica ser genuino, es decir, personificar el verdadero yo y dejar a un lado el ego. Al ser auténtico, el líder recurre siempre a su sistema de valores, principios, moral y creencias para actuar. No oculta sus debilidades, sino que trabaja en mejorarlas; no exagera sus fortalezas, pero sabe obtener el mejor provecho de ellas.De acuerdo con Bill George, miembro sénior de la Escuela de Negocios de Harvard (Harvard Business School) y autor de El auténtico liderazgo, a este estilo de gestión lo impulsa un propósito moral y ético. Un líder auténtico nunca pierde de vista sus principios y valores fundamentales. Demuestra autodisciplina, excelencia en todas sus acciones y cultiva relaciones a largo plazo.Recomendado: Qué es el liderazgo basado en valores

Características de un líder auténtico

Ser genuino significa mostrarse sin máscaras. Cada líder auténtico tendrá rasgos diferentes, debido a que cada persona es distinta; sin embargo, existen ciertas características que suelen compartir. Estas son las siguientes:
  • Congruencia. Su manera de pensar coincide con su forma de actuar y expresarse.
  • Humildad. Reconoce sus errores y se hace responsable de las consecuencias. Además, deja el ego a un lado porque sabe que un equipo se sostiene por el esfuerzo de las personas que lo integran y no solo por la labor del líder, por lo tanto, trabaja en función de las necesidades de la mayoría.
  • Pensamiento crítico. Cuestiona objetivamente la situación de su equipo y los procesos.
  • Honestidad. No se oculta tras la idea preconcebida del líder perfecto, que no muestra signos de debilidad. El líder auténtico es honesto y se muestra tal cual es.
  • Autoconocimiento. Se compromete a analizarse y conocerse a fondo a partir de sus propias experiencias. También practica la empatía para entender como los demás ven el mundo.
  • Credibilidad. Las personas no siguen a este líder por utilizar técnicas de manipulación, por promesas o amenazas; lo siguen porque posee una influencia convincente y por la credibilidad que inspiran.
Relacionado: Qué es el liderazgo transaccional en el ámbito laboral

Componentes del liderazgo auténtico

De acuerdo a la teoría del liderazgo auténtico que plantea Bill George, este liderazgo se conforma de cuatro elementos:

Autoconciencia

Para poder mostrarse tal como es, un líder auténtico debe conocerse bien a sí mismo. Está consciente de sus fortalezas, temores, debilidades y valores. Al mostrarse sin máscaras, con defectos y virtudes, se gana la confianza de su equipo. Un empleado se sentirá más tranquilo de acercarse al líder para reconocer un error. La autoconciencia es fundamental para que el líder reconozca sus emociones y sepa de antemano cómo va a reaccionar. Es común escuchar a un líder auténtico decir: “En este momento siento frustración/molestia. Hablaré con ustedes cuando me tranquilice”.Para aumentar la autoconciencia, un líder puede:
  • Buscar retroalimentación de los demás.
  • Observarse a sí mismo para comprender su manera de reaccionar.
  • Detenerse a analizar sus emociones ante diversas circunstancias.
Te puede interesar: Cómo convertir nuestras debilidades en fortalezas

Transparencia en las comunicaciones

El líder auténtico no lanza indirectas o da retroalimentación ambigua que pueda prestarse a otras interpretaciones. La comunicación de este líder con su equipo es directa, honesta y transparente. Aunque se podría pensar que esto afecta la moral del equipo, en realidad se tiene un efecto positivo a largo plazo, ya que los empleados saben que no se les está ocultando información sobre su desempeño. Al brindar comunicación transparente y objetiva, el líder predica con el ejemplo y puede esperar que sus empleados actúen de la misma manera.Relacionado: Importancia de la comunicación interpersonal en el trabajo.

Procesamiento equilibrado de información

Un líder necesita seguridad y experiencia para tomar decisiones, pero también debe aceptar otros puntos de vista para tomar una decisión más informada. Al pedir opiniones y mantenerse abierto a otras perspectivas, incluso opuestas a sus valores, podrá encontrar defectos en sus propios argumentos. Un entorno en el que todos los empleados sientan que sus ideas son valiosas y se toman en cuenta les da seguridad.

Interiorización moral

El líder auténtico debe saber anteponer las necesidades de su equipo a sus necesidades personales. Es crucial que muestre integridad y se apegue a sus valores en todo lo que hace, lo que dice y las decisiones que tome, incluso cuando se encuentra en otros ambientes y lejos de su equipo.Te puede interesar: Técnicas de liderazgo para impulsar el éxito de tu equipo

Cómo convertirte en un líder auténtico

Hay líderes egocéntricos que se preocupan solo por sí mismos y en mostrar una imagen prefabricada a la empresa para ganar su aceptación. Otros, por inexperiencia o falta de interés, se concentran en tareas administrativas, dejando a un lado las necesidades de las personas a su cargo. Cuando un líder logra poner en primer lugar las necesidades de su equipo y trabaja con confianza de estar haciendo lo correcto, se le puede considerar un líder auténtico.Para convertirte en este tipo de líder acostúmbrate a solicitar y recibir retroalimentación abierta sobre la percepción que tienen de ti como líder. De esta manera, podrás descubrir ciertas actitudes que te impiden mostrarte auténtico. Tal vez eres una persona tímida que da una impresión equivocada de frialdad o de poca honestidad; o tu equipo te ve en una posición de superioridad que te impide empatizar. Para gestionar la percepción de autenticidad puedes intentar lo siguiente:

1. Identifica tus valores y sé coherente

Estudia los valores de la empresa y analiza tu propio código ético. Tener valores sólidos y comprometerte a utilizarlos en tu trabajo y todos los aspectos de tu vida te convierte en una persona coherente y confiable. Asegúrate de que tus palabras se reflejen en tus acciones. La clave de la honestidad es mostrar coherencia entre lo que se dice y lo que se hace.

2. Acércate a tu equipo y genera confianza

Si los empleados te perciben como una persona alejada de los problemas del equipo, sentirán que no podrás mostrar empatía al momento de buscar soluciones. Muestra entusiasmo por el trabajo de tu equipo y confianza en sus capacidades. Al compartir con honestidad tu propósito superior, pasión y valores, ganarás su confianza.Relacionado: Dinámicas de trabajo en equipo para motivar y unir

3. Conócete en profundidad

Además de solicitar retroalimentación para conocer la percepción de los demás sobre ti, existe información sobre tu personalidad que solamente tú puedes aportar. Intenta llevar un diario de emociones en el que escribas cómo te sientes ante determinadas situaciones y qué es lo que te hace sentir de esa manera.

4. Predica con el ejemplo

Como líder debes motivar a las personas a actuar. Tu equipo te observará, aprenderá e imitará lo que haces, por lo tanto, actúa tal como deseas que tu equipo lo haga. Recuerda que un líder auténtico motiva e inspira mediante sus propias acciones.

5. Perfecciona tus habilidades de comunicación

Además de hablar con la verdad, debes saber transmitir tu mensaje para crear un verdadero impacto en los demás. Utiliza tu propia experiencia y narra historias, brinda retroalimentación honesta y crítica constructiva, practica tus habilidades de comunicación verbal, escrita, la escucha activa y aprende a leer la comunicación no verbal a través de gestos y posturas.Relacionado: ¿Cuáles son las diferencias entre líder y jefe?El estilo de liderazgo auténtico tiene enormes ventajas para nutrir el trabajo en equipo y favorecer la productividad en la empresa. Ahora que conoces este estilo de liderazgo, ¿cómo lo aplicarás en tu día a día?Nota: Ninguna de las empresas, instituciones u organizaciones mencionadas en este artículo está afiliada a Indeed.
Compartir:
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Facebook
  • Email
¿Te resultó útil este artículo?

Explorar más artículos