Críticas constructivas: beneficios, consejos y ejemplos

Actualizado el 3 de diciembre de 2022

La retroalimentación es indispensable en un equipo de trabajo, ya que señala los puntos débiles que se requiere mejorar. Sin embargo, no todos aceptan las críticas de la mejor manera. Saber cómo señalar fallas en los demás puede hacer la diferencia en que estas críticas sean tomadas como un consejo amable y no como un ataque. Para que logres transmitir mensajes positivos, en este artículo te daremos algunos consejos y ejemplos de críticas constructivas.
Empleos relacionados en Indeed
Empleos de medio tiempo
Ver más empleos en Indeed

Por qué la crítica constructiva es necesaria

Este es un ejemplo simple de crítica constructiva que cualquiera quisiera recibir:Imagina que antes de dictar una conferencia, alguien de confianza te advierte que tienes un trozo de comida entre los dientes. Obviamente, la persona que te lo dice lo hace por ayudar y no por dañar, y tú, aunque te apenes momentáneamente, le agradecerás que te haya evitado una vergüenza mayor.A diferencia de los elogios, que siempre son bien recibidos, la crítica no es tan agradable. Después de haber dedicado tiempo y esfuerzo a un proyecto, es difícil recibir señalamientos sobre aquello que no se hizo del todo bien. Pero como en el ejemplo anterior, si se hace con tacto y respeto, puede tomarse de manera positiva y como una oportunidad para mejorar.Relacionado: Qué es el liderazgo ético, qué características tiene y cómo implementarlo

Cuándo una crítica es constructiva y cuándo no lo es

La principal diferencia entre una crítica constructiva y una destructiva es que la primera se dice con la intención de ayudar, mientras que la segunda se hace con el fin de lastimar, desmotivar o destruir. La crítica constructiva aporta información valiosa que señala la acción, mientras que la destructiva señala directamente a la persona.Pero no solo se trata de la finalidad con la que se hace una crítica, también hay que tomar en cuenta las palabras y el momento en que se hace. Por ejemplo, no es lo mismo señalar a gritos un error de un compañero en medio de una reunión de equipo, que hacerlo en privado a manera de consejo.Recomendado: Características de un ambiente laboral sano y cómo crearlo

Beneficios de la crítica constructiva

La crítica constructiva es la retroalimentación que conduce a mejoras, tanto a nivel laboral como personal. Esta información, bien planteada puede lograr lo siguiente:
  • elevar la moral de los miembros del equipo de trabajo
  • ayudar a comprender mejor qué se espera de ellos
  • obtener herramientas valiosas que les ayuden a superarse a nivel laboral y personal
  • demostrarles que son importantes
  • impactar positivamente en su comportamiento
Relacionado: Cómo mejorar tus habilidades de comunicación

Consejos para hacer críticas constructivas y algunos ejemplos

Incluso cuando las intenciones de estas críticas son buenas, si no se hacen con tacto, pueden llegar a destruir relaciones o lastimar personas. Así se trate de un excelente colaborador que cometió un pequeño error, o de alguien que tiene un historial de poco cuidado en su trabajo, la crítica constructiva siempre debe ser respetuosa y seguir estos puntos clave:

Muestra tu interés y preocupación

Muchas personas, por temor a lastimar o a que sus comentarios sean tomados a mal, prefieren ignorar en lugar de criticar. Esto puede resultar contraproducente, al hacer sentir a los demás que no son importantes y que sus esfuerzos no son relevantes para la empresa. Antes de realizar una crítica constructiva, es recomendable que hagas saber a la otra persona que su trabajo es valioso y que es un elemento clave en el equipo, y por lo mismo, es tan necesario señalar algunos puntos de mejora. Un ejemplo de cómo expresar esto sería:Reconozco que tu trabajo es fundamental para que el proyecto marche a la perfección, por lo mismo, me gustaría que entre los dos busquemos soluciones a algunos puntos que considero que podrían mejorar.Relacionado: Tipos de incentivos laborales

Señala el error, no a la persona

Una crítica no suele tomarse de manera positiva cuando se siente como personal. Para evitar esto, en lugar de calificar y señalar a los involucrados, es importante que la crítica se dirija hacia los actos. Por ejemplo, en lugar de decir:Te distraes mucho, pierdes demasiado tiempo revisando tu celular en lugar de enfocarte en tu trabajo.Puedes decir:Revisar el celular constantemente es una distracción que resta valioso tiempo productivo. Por favor, evita hacerlo en horas de trabajo.

Refuerza lo positivo y ofrece alternativas

Los elogios deberían ser una práctica común entre colegas. Reconocer los aciertos y el esfuerzo de los demás los motivará a continuar haciendo bien su trabajo. Por lo tanto, incluso cuando se debe hacer una crítica constructiva, es recomendable reforzar alguna cualidad primero. Por ejemplo:Eres una persona eficiente, sabemos que puedes realizar el trabajo en menos tiempo que el resto de tus compañeros. Sin embargo, es importante que por las mañanas cumplas con el horario de entrada. Una vez que termines tu trabajo, y si no hay otros pendientes, te puedes ir.Te puede interesar: Nominación de empleado del mes: beneficios y ejemplos

Transmite un mensaje específico

Es posible que en un intento por suavizar la crítica cometas el error de dar un mensaje demasiado vago, en el que tu interlocutor no comprenda cuál es el error que se debe corregir. Una crítica constructiva debe ser específica y clara.En lugar de decir:Es importante revisar los informes antes de enviarlos para garantizar que no exista ningún error.Menciona directamente el problema:En los dos últimos dos informes financieros notamos errores matemáticos en los resultados. Te pido que revises con mayor atención antes de enviar.Relacionado: La comunicación en la empresa y sus ventajas actuales

Explica la importancia de mejorar

Para que una crítica constructiva surta efecto, debes explicar por qué se está haciendo este señalamiento y la importancia de actuar en consecuencia. Deja claro de qué manera esta situación interfiere en el óptimo desempeño del equipo y las ventajas que traería tomar acciones para mejorar. Un ejemplo de ello es el siguiente:He notado que los documentos que se te envían para revisión en ocasiones pasan al siguiente nivel con errores gramaticales. Creo que será necesario revisar dos veces en lugar de una, porque reenviar un documento con errores aumenta la carga de trabajo de tus compañeros y entorpece el flujo de trabajo.Relacionado: Guía para la evaluación del desempeño laboral

Pide retroalimentación

No solo es importante transmitir la información. Para resolver el problema de fondo, es importante permitir que la otra persona explique los motivos por los que se cometió el error. De igual manera, para que tenga un mayor compromiso en generar un cambio, puedes preguntarle cómo le gustaría resolver el problema. Por ejemplo:He visto que trabajas bien en solitario, pero no sueles participar demasiado dentro de los proyectos en equipo. Me interesa saber si existe alguna razón por la que no te integras a tus compañeros y qué sugieres para mejorar esta situación.

Elogia en público, corrige en privado

Por último, pero no menos importante, recuerda que los elogios pueden dirigirse para el equipo en general, o para un colaborador en particular de manera pública; pero al momento de señalar un error, a menos que se trate de algo que involucre a todo el equipo, es mejor hacerlo de manera privada.Relacionado: Liderazgo auténtico: definición y características

Cómo reaccionar si eres tú quien recibe una crítica constructiva

Los beneficios que se pueden obtener de una crítica constructiva dependen en gran medida de quien la recibe y lo que decida hacer con esta información. Al recibir una crítica, recuerda que quien la hace podría no saber cómo plantearla de manera correcta. En primer lugar, no lo tomes como algo personal.Independientemente de las palabras que utilice, identifica el mensaje detrás de la crítica, la intención con la que se hace y quédate con lo positivo que puedas obtener de ello. Al recibir una crítica:
  • muestra tu intención de mejorar
  • reconoce tus fallas
  • sé humilde y no busques excusas para justificarte
  • espera tu turno para hablar
Las críticas constructivas bien planteadas y bien recibidas son una valiosa oportunidad de mejora en toda situación. Al realizar una crítica, recuerda que se trata de corregir una acción, no de señalar a la persona que realiza la acción.Artículos relacionados:
Compartir:
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Facebook
  • Email
¿Te resultó útil este artículo?

Explorar más artículos