Cómo reducir el estrés en el trabajo

Actualizado el 30 de diciembre de 2022

El estrés laboral es una problemática que aumenta día a día en todo el mundo. Este surge, normalmente, a partir de ciertas circunstancias en el entorno laboral, y sus impactos pueden derivar en cierto desinterés por las actividades profesionales o incluso perjudicar la salud de los trabajadores. Por lo tanto, hoy compartiremos contigo información sobre cómo reducir el estrés.

Por qué se genera el estrés

Existen muchas razones por las cuales una persona puede padecer este tipo de presión, pero, en esta ocasión, nos concentraremos en los aspectos laborales. Este padecimiento puede afectar el bienestar y la salud tanto de empleadores como del personal y, consecuentemente, su productividad y los resultados de las empresas.

En general, existen seis áreas principales que pueden derivar en este padecimiento si no se gestionan adecuadamente. Estas áreas son las exigencias laborales, el control, el apoyo o la falta de este, las relaciones, los puestos laborales y la gestión de los cambios. En ocasiones, las personas no son capaces de lidiar adecuadamente con este tipo de factores, pues perciben algunos de los siguientes motivos que les inquietan.

  • No son capaces de cumplir con las exigencias laborales.

  • No pueden controlar la manera en que realizan su trabajo.

  • No reciben suficiente información ni apoyo.

  • Tienen conflictos con otras personas o sufren acoso laboral.

  • No comprenden del todo su puesto y las responsabilidades que conlleva.

  • Padecen del síndrome del impostor.

  • No se sienten parte de los cambios que atraviesa la empresa.

Además de estos factores, existen muchas otras cuestiones que pueden desarrollar altos niveles de presión, como la autoexigencia, el tener problemas económicos en casa, destinar muy pocas horas a las actividades de esparcimiento personal, no contar con una buena gestión de emociones, o sentirse sin habilidades conceptuales o capacidades que son necesarias para hacer frente a la vida misma.

Importancia de reducir tus niveles de estrés

Todas las personas que alguna vez nos enfrentamos a situaciones laborales complejas tenemos una idea de lo que significa trabajar bajo presión. Sin embargo, son pocas las personas que otorgan la importancia necesaria y que toman acciones para reducir sus niveles de tensión.

A pesar de que es inevitable que surjan situaciones en las que experimentamos esta sensación, es primordial mantener estos niveles en un punto equilibrado. Cuando se comienza a sentir mucho estrés, este puede impactar no solo los hábitos laborales, sino la salud física y mental. Puede empezar por generar síntomas leves, como dolores de cabeza, fatiga, dificultad para dormir y debilitar el sistema inmune, dando paso a otro tipo de enfermedades más graves. De hecho, cuando esta afección se vuelve crónica, puede llevar a padecimientos serios, como presión arterial alta, infartos o embolias.

Como es de esperarse, una persona que no se encuentra saludable no tendrá la capacidad de mantener un estilo de vida equilibrado y esto tendrá un impacto en su vida laboral. Por eso, es fundamental trabajar en un ambiente laboral sano que permita al personal desarrollarse al máximo mientras cuidan de su salud.

Consejos para reducir los niveles de estrés laboral

Existen algunas formas sencillas y efectivas para ayudar a reducir la tensión laboral, tanto para los jefes, como para el personal. Presta atención a los siguientes consejos. Quizá alguno de ellos te ayude a mantenerte en un equilibrio adecuado.

Trabajar en equipo

Existen muchas ventajas de trabajar en equipo y una de ellas es reducir la tensión. Cuando nos sentimos incluidos, experimentamos camaradería y trabajamos en conjunto. Además, existen menos posibilidades de que se generen altos niveles de presión y, de haberlos, el hecho de tener un equipo cohesionado ayuda a hablar las cosas y a liberar tensiones innecesarias.

Promover la alimentación saludable y el ejercicio

Aunque podría parecer que este consejo se centra en los hábitos personales, es un aspecto que se puede implementar en la oficina. En cuestión de alimentación, las oficinas pueden ofrecer tentempiés saludables que alimenten bien al personal. En cuanto al ejercicio, se puede optar por hacer rutinas de ejercicio en un gimnasio, en casa o en la oficina.

Alentar el descanso y las pausas entre turnos

Para tener un rendimiento óptimo, nada mejor que tener buenos niveles de descanso. Una manera de lograr esto es generar conciencia sobre la conveniencia de darse pausas, ya que permiten la recuperación de energía y la liberación de presión. Además, se pueden implementar técnicas de relajación en la oficina que ayude al personal a centrarse y continuar con sus labores.

Administrar adecuadamente el tiempo

Uno de los factores comunes para elevar la presión laboral es sentir que las horas se nos vienen encima y que no vamos a terminar con nuestras actividades. Por lo tanto, un consejo interesante es aprender a mejorar nuestra administración del tiempo. Es solo cuestión de visibilizar las tareas que tienes pendientes y planificar los momentos que dedicarás a cada tarea en tu lista. Administrar las tareas conforme a nuestra disponibilidad nos permite tener tranquilidad al hacer cada una de ellas.

Crear tu plan de trabajo

La estructura de un plan de trabajo se relaciona con el punto anterior, pues, para lograr una buena gestión del tiempo es necesario tener un buen plan de trabajo para visualizar nuestros horarios y recursos disponibles. Esto ayudará a tener claridad sobre las cosas que tenemos pendientes para realizarlas de modo efectivo y relajado.

Contemplar el trabajo desde casa

Tras el brote de la pandemia, algunos estudios demostraron que trabajar desde casa es igual o más eficaz que hacerlo en la oficina. Esto se debe a que el personal suele estar más relajado porque se expone menos a la presión vinculada a conmutar a la oficina y puede organizar mejor su día.

Promover una buena comunicación

Son muchas las razones por las que se generan conflictos laborales. Si bien una buena práctica es tratar de evitarlos lo más posible, sabemos que en algún momento pueden aparecer desacuerdos entre colegas. Por ello, es esencial fomentar una buena comunicación en la empresa que permita el intercambio fluido de ideas y una mejor resolución de conflictos.

Ser feliz en tu trabajo

No podía faltar este consejo, porque no hay mejor forma de reducir la tensión laboral que siendo feliz con lo que haces.

Otros consejos para implementar en tu vida personal

A continuación, te presentamos algunos consejos que puedes implementar en tu vida cotidiana y que, sin duda, tendrán un impacto también a la hora de cumplir con tus labores.

Comienza tu día con un tiempo para ti

Es común que, al despertar, lo primero que hacemos es encender el celular y conectarnos con los pendientes del día. Si es tu caso, te recomendamos ampliamente que al despertar te regales 10 a 15 minutos para encender motores con calma y regalarte esos momentos para ti. Puedes dedicarlo a hacer una meditación corta, prepararte una taza de café o té, dar un paseo corto por tu colonia o simplemente comenzar tu rutina matutina a tu ritmo. Ya verás que al cabo de unos días comenzarás a percibir cómo este pequeño gesto hace la diferencia en cómo te tomas el día.

Aumenta tus actividades físicas

Es de los consejos que más escuchamos, pero que menos ponemos en práctica. Sin embargo, practicar actividades físicas permiten al cuerpo oxigenarse e incrementar sus niveles de dopamina, serotonina, endorfina y encefalina, mejor conocidas como las hormonas de la felicidad. Cuando decimos actividades físicas, no solo nos referimos a hacer ejercicio. También puedes hacer actividades como bailar, jugar con tu mascota o realizar actividades similares que disfrutes y que te hagan ponerte en movimiento.

Minimiza tu tiempo de pantalla

Es un consejo que ya escuchaste muchas veces, pero, aunque a veces estemos demasiado enganchados con todos los dispositivos de nuestro día a día, su uso constante puede ser contraproducente para nuestro cuerpo y niveles de tensión, pues estamos proporcionando a nuestro cerebro estimulación constante que no le permite llegar a los niveles adecuados de descanso.

Aprende a decir no

Poco a poco nos acostumbramos a ser una sociedad que se basa en la complacencia y, en muchas ocasiones, nos cuesta decir no, tanto a compromisos laborales como a sociales. Enciende tu radar y, cuando surja alguna propuesta, aprende a evaluarla y a decidir si es algo que realmente aporta a tu bienestar general. Si no lo es, aprende a decir no y a respetar tu descanso.

Pasa tiempo en la naturaleza

Salir de casa e ir a espacios naturales ayuda mucho a reducir los niveles de tensión en nuestra mente y cuerpo. Te recomendamos generarte el hábito de acercarte a espacios de este tipo con más frecuencia. Si tienes un parque cerca de casa, una caminata ligera de 10 minutos al día puede hacer una gran diferencia. Si en tus alrededores no hay tanta accesibilidad a parques, genera un lugar en casa con planas que den un toque natural a tu espacio.

Esperamos que estos consejos te regalen herramientas para entender cómo reducir el estrés en tu vida. Por último, si observas que este tipo de consejos no te ayudan y no logras un equilibrio en tus niveles emocionales, no tengas reparo en buscar ayuda profesional. Según la sintomatología, puedes buscar la ayuda de un psicólogo, un psicoanalista o un psicoterapeuta. Lo fundamental es que sepas que todos somos propensos a padecer afecciones a causa del estrés y que lo primordial es tu salud emocional.

Nota: Ninguna de las empresas, instituciones u organizaciones mencionadas en este artículo está afiliada a Indeed.

Este artículo se basa en información disponible al momento de su redacción que puede cambiar con el tiempo. Indeed no garantiza que esta información esté siempre actualizada. Recomendamos consultar fuentes oficiales para obtener la información más reciente sobre este tema.

Explorar más artículos

  • En qué puede trabajar un pedagogo
  • Qué son los negocios internacionales: ventajas y desventajas
  • Cuáles son las funciones de conserje en un hotel (concierge)
  • Qué carrera debo estudiar para trabajar en un banco
  • Perfil del puesto de un gerente de ventas
  • Todo sobre la carrera de aduanas
  • Cómo buscar trabajo en Canadá
  • En que puedo trabajar si estudio lenguas extranjeras
  • Tendencias globales en la administración empresarial
  • Áreas donde puede trabajar un psicólogo
  • 7 herramientas para el soporte técnico eficiente
  • Todo sobre la carrera de Filosofía y Letras