Cómo crear un plan de desarrollo personal eficaz

Actualizado el 21 de diciembre de 2022

Existen empresas que toman la iniciativa de aportar un plan de desarrollo personal (PDP) a sus trabajadores para monitorizar las habilidades o las cualidades personales y profesionales que el trabajador desea mejorar. Además, estas empresas suelen agregar el beneficio de proporcionar la capacitación necesaria para que sus trabajadores puedan crecer y cumplir con las exigencias del mercado laboral.Asimismo, cuando los profesionales trabajan por cuenta propia y desean crear un PDP, también pueden hacerlo. Existen métodos y herramientas para que todos los tipos de profesionales puedan crear su propio PDP, desarrollarse eficientemente y obtener los resultados esperados. Veamos el paso a paso de cómo crear un plan de desarrollo personal para triunfar.Recomendado: ¿En qué consiste el análisis FODA?
Empleos relacionados en Indeed
Empleos de medio tiempo
Ver más empleos en Indeed

Qué es un plan de desarrollo personal

El plan de desarrollo personal es una forma de orientación que consiste en definir las metas de una persona e ir construyendo los mecanismos para lograrlas. Los recursos necesarios para alcanzarlas, el tiempo estimado en ser capaz de cumplir los objetivos y las responsabilidades del profesional son algunos de los puntos que recoge este tipo de plan de desarrollo. El PDP permite al profesional mejorar su capacidad para desempeñar su trabajo y alcanzar objetivos personales y profesionales.En este documento se analizan los puntos fundamentales del PDP y los pasos para llegar a cumplirlos. Es imprescindible que todo PDP se desarrolle de forma personalizada y de acuerdo a las necesidades de cada individuo y, además, puede ser recomendable que los profesionales pidan asesoría a un coach laboral o mentor para redactar el plan.

Beneficios de crear un plan de desarrollo personal

Existen diferentes ventajas al crear un plan de desarrollo personal. Por ejemplo, se fortalece la capacidad de enfrentar los cambios y las nuevas exigencias, se mejoran las habilidades para alcanzar metas personales y profesionales, se descubren nuevas áreas en las que el profesional puede especializarse y se mejoran las habilidades que ya posee.Esto son algunos de los beneficios más importantes al desarrollar un plan personal:
  • Autoconciencia: implica un conocimiento del propio potencial y de las limitaciones. Ayuda a ser consciente de las fortalezas para potenciarlas y de las debilidades para mejorarlas.
  • Desarrollo continuo: al conocer las aspiraciones personales se puede planificar el curso de acciones para alcanzar los objetivos deseados. De este modo, se pueden cultivar las habilidades necesarias para lograr lo que se quiere conseguir y planificar estrategias que permitan desarrollarlas continuamente.
  • Nuevas perspectivas: es fundamental para fomentar nuevos proyectos y aprender nuevas maneras de pensar, es decir, ampliar la mente a nuevos horizontes y nuevas experiencias a las que centrarse.
  • Refuerzo de las capacidades: con el PDP se pueden cambiar conductas que no son positivas por conductas más favorables. Esto permite conseguir resultados más satisfactorios y alcanzar las metas propuestas.
  • Mejora de la toma de decisiones: se mejoran las habilidades de análisis y de resolución de problemas. Se descubren nuevas estrategias para afrontar diferentes situaciones en ambientes laborales cambiantes.
Recomendado: Cómo crear un plan de acción para lograr metas profesionales

Cómo crear un plan de desarrollo personal

Antes de comenzar con el PDP se deben determinar cuáles son las metas a conseguir. En primer lugar se recomienda realizar una autoevaluación para identificar los puntos principales en los que se desea mejorar y, a partir de ahí, determinar las áreas en las que se necesita trabajar.Se requiere ser honesto al momento de realizar la autoevaluación para determinar el compromiso real con la consecución de las metas propuestas.Una vez hecho esto, es necesario crear una matriz que permita analizar los objetivos y prioridades del plan de una manera medible y, de ser posible, escalable.Estos son los pasos para crear un plan de desarrollo personal:
  1. Identificar las metas
  2. Determinar las habilidades a aprender
  3. Diseñar un plan de acción
  4. Evaluar
  5. Reflexionar

1. Identificar las metas

Los profesionales deben ser conscientes de cuáles son sus metas a corto y largo plazo. Además, conocer cuáles son los objetivos necesarios para alcanzarlas favorecerá llegar a ellas. Es importante trazar objetivos realistas a lo largo del tiempo que permitan mantenerse motivado y seguir avanzando.Por ejemplo, una meta puede ser aprender un nuevo idioma, conseguir un certificado o avanzar en la carrera profesional.Las metas se logran a partir de acciones individuales y colectivas. Las metas deben ser:
  • Específicas.
  • Medibles.
  • Alcanzables.
  • Realistas.
  • Mensurables en el tiempo.
El artículo de Indeed Objetivos SMART: qué son y cómo utilizarlos es sumamente útil para comprender la metodología más popular y eficaz a la hora de fijar metas específicas, medibles, alcanzables, realistas y medibles.

2. Determinar las habilidades a aprender

Una vez identificadas las metas, se necesita determinar qué habilidades sirven para alcanzar los objetivos propuestos. Encontrar estas habilidades permite determinar qué cursos, talleres o entrenamientos podrían ayudar a aprenderlas.Por ejemplo, si la meta es obtener un título universitario, se podrían determinar como habilidades necesarias para alcanzar este objetivo las siguientes actividades: estudiar una carrera, procesar información teórica y práctica, hacer un trabajo de investigación, redactar un ensayo. Con esas habilidades identificadas se podrán buscar cursos online que permitan mejorarlas antes de empezar a estudiar la carrera correspondiente.

3. Diseñar un plan de acción

Una vez que se determinen las metas y se identifiquen las habilidades por desarrollar y las forma de aprenderlas, es necesario crear un plan de acción. Este plan debe ser suficientemente detallado y contener las etapas necesarias para alcanzar la meta propuesta.Por ejemplo, si la meta es terminar un curso online de matemáticas avanzadas, se pueden crear acciones como: estudiar el primer capítulo, analizar lo aprendido y resolver ejercicios propuestos.Es fundamental que los pasos que se tomen sean medibles, es decir, el profesional deberá poder evaluar las acciones realizadas.El plan de acción debe de incluir:
  • Fechas y cronogramas en los que se proponen realizar las acciones.
  • Recursos y herramientas necesarias para llevar a cabo las acciones. Por ejemplo, dónde se encuentra la información que se necesita para aprender una habilidad.
  • Medición de los avances y grado de cumplimiento.
  • Definición de una estrategia de seguimiento para evaluar el aprendizaje (¿cómo se sabrá si las metas fueron alcanzadas?).
Establecer objetivos y cuantificarlos permite medir las metas trazadas; además, la incorporación de evaluación permite conocer si el proceso de aprendizaje es efectivo y produce cambios positivos en las aptitudes del profesional.

4. Evaluar

Analizar los resultados obtenidos determinará el nivel de eficacia y satisfacción alcanzado al conseguir un objetivo determinado. Las métricas permitirán y favorecerán la toma de decisiones y la corrección de errores. Es posible considerar los siguientes puntos al hacer una evaluación:
  • Eficiencia de las acciones realizadas.
  • Resultado en términos de productividad o habilidades adquiridas.
  • Índice de crecimiento.

5. Reflexionar

Es imprescindible analizar la experiencia acumulada para aprender de las acciones realizadas y ajustar los planes en función de lo que se ha obtenido. La reflexión es una herramienta valiosísima para tomar mejores decisiones, corregir errores y alcanzar objetivos de forma más eficaz. Es un proceso diario para aprender y mejorar, es la recompensa del esfuerzo realizado por alcanzar un objetivo.

Consejos para desarrollar un plan de desarrollo personal

El desarrollo personal no se trata solo de alcanzar metas, si no que el cambio debe ser entendido como un proceso permanente. Para lograr este propósito es necesario incorporar estos consejos:
  • Medir las estrategias para saber si están dando resultado.
  • Analizar cómo se aprende, qué herramientas se utilizan, cuánto tiempo se necesita y en qué situaciones.
  • Aprender a decir no. Hay que dejar de lado las actividades que no nos producen crecimiento personal.
  • Identificar las fortalezas y debilidades, las propias y las de los colaboradores.
  • Aprender a delegar para desarrollarse, y que los demás también tengan la oportunidad de hacerlo.
Cada uno de nosotros tenemos la capacidad de decidir sobre nuestro futuro. Podemos dedicar tiempo a mejorar las habilidades y aptitudes que deseamos adquirir. No hay nada más satisfactorio que trabajar en un área que nos gusta, potenciando las aptitudes que nos permiten alcanzar nuestras metas y objetivos.

Ejemplo de un plan de desarrollo personal

El primer paso para llevar a cabo un plan de desarrollo personal es identificar la meta que se quiere conseguir. Estas metas pueden ser: mejorar el rendimiento en el trabajo, adquirir nuevas habilidades, aumentar la satisfacción laboral, tener más tiempo libre para hacer los proyectos que nos apasionan. Una vez identificadas las metas es necesario establecer objetivos concretos y realistas que permitan llegar a ellas. Posteriormente, hay que elaborar un plan de acción para cada uno de los objetivos estimando el tiempo necesario para su consecución.Para ponerse en marcha se necesita determinación, actitud positiva y esfuerzo continuo.Un ejemplo de un plan de desarrollo es el siguiente:El primer paso: consiste en determinar las metas. Esto es necesario para entender y establecer por dónde iniciar. En este caso sería una mejora en el rendimiento en el trabajo.El segundo paso: es establecer objetivos, teniendo en cuenta que lo que nos importa es realizar cambios para cumplir nuestra misión.Por ejemplo:
  • Ordenar el escritorio todos los viernes.
  • Formarse en una actividad nueva 1 vez al mes.
  • Clasificar los proyectos todos los lunes.
Para medirlo, se ha optado realizar un plan de desempeño de 360º que evalúe la eficiencia y la calidad del profesional durante 3 meses.El tercer paso: es el tiempo para lograrlo, es decir, el tiempo estimado para su consecución. En este caso sería un periodo de 3 meses. El ideal sería hacer un plan por semana y tratar de ir cumpliendo con el plan a diario.El cuarto paso: es establecer una serie de acciones concretas para conseguir el resultado, por supuesto, estas acciones deben ser sustentables y realizables.Por ejemplo:
  • Recoger los materiales, ordenar las carpetas, limpiar el ordenador.
  • Inscribirse en cursos especializados mediante portales online.
  • Colocar en carpetas y portafolios los proyectos y las tareas. Además, crear una copia de seguridad de los archivos.
El quinto paso: consiste en llevar a cabo el programa al pie de la letra, recordando que si no se llegan a cumplir los objetivos es necesario proponer alternativas para cumplir las metas propuestas.El sexto paso: es la reflexión y el análisis del plan y de lo aprendido. Con ello podremos aprender de nuestras fortalezas y debilidades para así poner en marcha el plan nuevamente. Debería ser un plan continuo.El desarrollo personal implica repensar las propias metas y objetivos para mejorar las características personales que afectan el bienestar psicológico y emocional como la persistencia, la flexibilidad cognitiva o la resiliencia ante situaciones adversas. Para ello, es necesario identificar nuestras cualidades para abordarlas en el plan de acción y así alcanzar los objetivos prefijados con éxito, motivando aún más a perseguirlos.Crear un plan de desarrollo personal es una estrategia muy efectiva para alcanzar las metas propuestas, tanto personales como profesionales. La formulación de objetivos hace que el camino hacia la consecución de las metas sea más claro, eficiente y adaptado a las preferencias del individuo. Un plan de desarrollo personal contribuye a formar una red de conocimiento que permitirá alcanzar metas más desafiantes y complejas a futuro.
Compartir:
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Facebook
  • Email
¿Te resultó útil este artículo?

Explorar más artículos