CV y cartas de presentación

Qué es una carta de presentación y cómo hacerla

February 11, 2021

Destacar en un proceso de selección es cada día más difícil. Los candidatos usan estrategias para mejorar su posicionamiento y visibilidad ante los reclutadores. Al mismo tiempo, quienes se encargan de la selección de personal aplican muchos filtros para simplificar su trabajo. Por ello, debes utilizar todas las herramientas a tu alcance para diferenciarte. Y esto es justamente lo que podrás conseguir con una buena carta de presentación.

¿Qué son las cartas de presentación?

Este documento puede ser el elemento que despierte el interés de los empleadores y te permita avanzar en el proceso de selección.

Empecemos por explicar qué es una carta de presentación. Pues no es más que un escrito que acompaña al CV y proporciona información adicional sobre el candidato. Los encargados de la contratación necesitan conocer todo lo posible sobre los aspirantes, para hacer una selección adecuada. Por eso debes aprovechar esta oportunidad.

  • En tu carta de presentación deberás resaltar las habilidades y experiencias que te avalan para el puesto al que postulas. Ofrece información detallada sobre tus logros y cómo la empresa podría beneficiarse al contratarte.
  • Recuerda que los reclutadores disponen de muy poco tiempo para revisar las candidaturas. Las cartas les sirven para seleccionar rápidamente a los aspirantes que pasarán a la siguiente fase del proceso. En este sentido, la carta de presentación puede ser la que determine si serás invitado a una entrevista de trabajo.

En Estados Unidos y en muchos países de Europa se acostumbra acompañar siempre los CV con una carta de presentación. En México no es habitual y por lo general se usa solo cuando el empleador lo exige. Sin embargo, es aconsejable enviarla, pues hará claro tu interés por esa oferta de trabajo.

Tipos de cartas de presentación

A pesar de que no existe una clasificación estricta de los tipos de cartas de presentación, se suelen distinguir cuatro categorías:

Carta de solicitud

Encaja al 100% con la descripción de carta de presentación de la que hemos hablado. Se usa para optar a un puesto de trabajo, e incluye detalles sobre la experiencia profesional. Debe adaptarse a los requisitos específicos del cargo solicitado.

Carta de recomendación

Es muy similar a la anterior. La única diferencia es que en esta mencionas el nombre de algún trabajador de la empresa que puede recomendarte. Para el futuro empleador es una garantía contar con el aval de una persona de su confianza. Además, podría deducir que estás familiarizado con las funciones del cargo y la cultura corporativa.

Carta de interés

También se le llama carta de auto postulación. Se utiliza cuando deseas indagar sobre las oportunidades laborables en una empresa, aunque no exista un proceso de selección abierto. En muchas ocasiones los reclutadores valoran esta actitud proactiva y crean una base de datos que les permite agilizar las contrataciones futuras.

Carta de propuesta de valor

Toda carta de presentación debería tener una propuesta de valor. Tanto si se trata de una respuesta a una oferta de trabajo o una auto postulación debes indicar qué te hace único. La carta de propuesta de valor resalta las habilidades y logros del candidato alineados con los objetivos de la empresa. Al leerla, el reclutador debe quedar convencido de que tu contratación tendrá un impacto positivo en la organización.

Cómo redactar una carta de presentación

La carta de presentación puede ayudarte a impulsar tu candidatura, pero conviene prestar atención a su elaboración. Su objetivo es llamar la atención de quien la recibe. Por eso debes asegurarte de que cause impacto desde la primera línea.

  • Probablemente redactar ese primer párrafo sea una tarea difícil. Tal vez debas revisarlo varias veces y descartar múltiples borradores de la carta. Al igual que con un libro, si no consigues despertar el interés al inicio, corres el riesgo de que no sigan leyendo.

En el Decálogo del Perfecto Cuentista, el escritor Horacio Quiroga aconseja: “No empieces a escribir sin saber desde la primera palabra a dónde vas”. La reflexión también es válida para tu carta de presentación. Debes tener muy claro qué deseas comunicar y elegir las palabras adecuadas.

  • En consecuencia, olvida la idea de hacer una carta genérica para todas tus candidaturas. Debes personalizarla y tener mucho cuidado de no repetir la información que está en tu CV.
  • El lenguaje debe ser directo y preciso. Es recomendable ir al grano y evitar las divagaciones y circunloquios. Utiliza jerga profesional y sé muy riguroso con los datos que aportas. En cualquier caso, recuerda que se trata de un escrito formal y que las expresiones coloquiales están fuera de lugar.
  • Por otra parte, evita referencias a experiencias desfavorables y redacta tu carta en un tono positivo.
  • Finalmente, puedes emplear anécdotas para ilustrar tus afirmaciones. Los ejemplos concretos son un buen recurso para hacer explicaciones comprensibles y convincentes. Asimismo, le dan un toque personal y memorable a tu carta de presentación.

Aspectos formales de la carta de presentación

Ahora que ya sabes para qué sirve una carta de presentación y cómo debes escribirla, pasemos revista su estructura. El primer punto a considerar es su extensión. En ningún caso debe exceder una cuartilla u hoja tamaño carta. Un texto muy largo puede desalentar al destinatario.

Con respecto al diseño, elige una plantilla adecuada al estilo de la empresa. Puedes utilizar la misma gama de colores de su logo y un tipo de letra similar. Son detalles que denotan tu interés y preocupación por conocer a tu futuro empleador.

La carta de presentación tiene tres partes bien definidas:

Párrafo introductorio

Va a continuación del saludo y es donde te presentas brevemente e indicas el motivo de la carta.

Cuerpo

Son los dos o tres párrafos siguientes. En ellos describirás tus experiencias profesionales. Recuerda que deberás adaptarlos a los requerimientos de la empresa. Por ejemplo, puedes hacer hincapié en tus habilidades de negociación o en tus conocimientos técnicos, según sea el caso. En ningún momento debes falsear información. Se trata de ofrecer una respuesta adecuada a las necesidades del empleador.

Cierre

Al igual que las líneas iniciales, tu despedida debe ser atractiva.

  • Utiliza frases persuasivas que despierten el deseo de conocerte. Expresa sin rodeos tu interés en el puesto y asegúrate de incluir tus datos de contacto actualizados.
  • La carta debe expresar todo lo que no está directamente relatado en el CV. Recuerda que tiene un carácter complementario. En consecuencia, enfócate en las habilidades que pueden ser relevantes para el empleador y el cargo al que te postulas.
  • Haz referencia a situaciones o retos similares a los del nuevo puesto. Explica cómo solventaste las dificultades y qué logros obtuviste. Menciona qué competencias, habilidades y conocimientos utilizaste en cada caso. Exprésate de forma asertiva y comenta cómo pueden servirte esas experiencias para afrontar las responsabilidades del puesto al que aspiras.
  • Igualmente, hazles saber cuáles son tus motivaciones para trabajar en esa empresa. Puedes incluso referirte a cómo proyectas tu futuro profesional. Demuestra una actitud proactiva y con visión de futuro.

Plantilla para la carta de presentación

A continuación, te presentamos un formato que puedes utilizar como plantilla para redactar tu carta de presentación:

  • Encabezado: Indica tu nombre completo y datos de contacto: teléfono, correo electrónico y, opcionalmente, tu dirección postal
  • Fecha
  • Datos del destinatario: De ser posible coloca el nombre del reclutador o, en su defecto, su cargo o departamento responsable. Nombre de la empresa y dirección postal (si la conoces)
  • Saludo: Habitualmente se utilizan frases como “Estimado XX” o “Apreciado XX”
  • Introducción: Exposición de motivos y presentación personal. Debes identificar el puesto que solicitas y ofrecer una breve descripción de tus habilidades. Por ejemplo:

Me dirijo a ustedes a fin de presentar mi candidatura al puesto de jefe de ventas. Como persona motivada y orientada a los resultados, considero que trabajar en su empresa sería una excelente oportunidad de aplicar mis habilidades y experiencia previa en el área comercial.

  • Cuerpo de la carta: Detalles sobre tu experiencia y conocimientos, y su relación con el puesto. Es el momento exponer por qué eres el candidato idóneo. Son dos o tres párrafos en los que describirás los últimos cargos desempeñados y los logros obtenidos. Procura cuantificar tus éxitos. Utiliza ejemplos concretos y aclara por qué deseas trabajar en esa empresa.

Desde que estaba en la escuela preparatoria comencé a trabajar como dependienta en una tienda de ropa. Esa temprana experiencia me sirvió para descubrir mi pasión por las ventas. Durante los dos años que estuve allí fui reconocida como vendedora del mes en 20 ocasiones. Logré ganarme la confianza de los clientes, quienes me buscaban para pedirme consejos. Aprendí que una experiencia de compra gratificante garantiza fidelidad y un mayor consumo por cliente.

Mis estudios posteriores de marketing me permitieron confirmar mi teoría y aprender nuevas formas de impulsar las ventas. Asimismo, encontré la satisfacción de plantearme metas retadoras y cumplirlas. Considero que la combinación de mis experiencias profesionales y mi capacidad de trabajar por resultados pueden aportar valor a su empresa. Como consumidora habitual de sus productos conozco sus características particulares y estoy al tanto de las innovaciones. Me sentiría muy honrada de formar parte del equipo de (nombre de la empresa) y contribuir a incrementar sus ventas.

  • Cierre: Para finalizar la carta, asegúrate de agradecer al reclutador por su tiempo. Igualmente, manifiesta tu interés en acudir a una entrevista presencial.

Agradezco de antemano el tiempo y consideración a mi solicitud. Quedo a su disposición para aclarar cualquier duda o profundizar en mis credenciales y referencias.

  • Despedida: Se suele utilizar expresiones como “Sinceramente”, “Atentamente”, etc.
  • Firma: En caso de que se trate de un correo electrónico bastará con escribir tu nombre.

Relacionado

Ver más 

Añadiendo una foto para curriculum vitae: La manera correcta de hacerlo

Añadir una foto para curriculum tiene sus ventajas y desventajas, si estás solicitando un trabajo en México, necesitarías una. Aprende a hacerlo correctamente.

Cómo hacer un curriculum para tu primer trabajo

A continuación te explicamos paso a paso cómo hacer el curriculum para un primer trabajo. Qué datos incluir, cómo estructurarlo y consejos para redactarlo.