Habilidades personales para el currículum: qué incluir y cómo

Actualizado el 26 de febrero de 2023

Mostrarse cualificado para un puesto suma puntos. Sin embargo, en pleno siglo XXI, la mayoría de las empresas suelen ir más allá y valoran también las habilidades personales. Por tanto, no está de más que sepas cómo reflejar tus habilidades personales en el CV si estás aspirando a un nuevo trabajo.Y no nos referimos a mencionar lo perfeccionista que eres o lo cumplidor que te muestras con las oportunidades que te otorgan. Para nada. Esas habilidades personales no dejan de ser clichés. Nos referimos a aptitudes individuales que te permitan marcar diferencia respecto al resto de candidatos. Al momento de redactar un buen CV, es importante que menciones estas habilidades, ya que pueden significar la diferencia entre conseguir el puesto al que aplicas y que no te contraten.Recomendado: Las 10 competencias laborales más demandadas
Empleos relacionados en Indeed
Empleos de medio tiempo
Ver más empleos en Indeed

Qué son las habilidades personales

En absoluto. Antes de adentrarse en las habilidades personales en sí, cabe destacar que existen dos tipos de habilidades diferentes. Hablamos de las habilidades duras y habilidades blandas. Por tanto, a continuación, nos centramos en qué habilidades personales debes recoger en tu CV, así como la diferencia entre los tipos de habilidades que existen.
  • Habilidades duras: hacen referencia a algo específico de un sector o campo del conocimiento.
Para entender qué son las habilidades duras, piensa, por ejemplo, en un trabajador relacionado con el sector de las criptomonedas. Sus conocimientos sobre blockchain, o sobre análisis técnico, en caso de que se trate de un trabajo enfocado a la inversión, serían habilidades duras. Se trata de conocimientos específicos de un sector que no tendrían utilidad alguna, por ejemplo, para ejercer de vendedor de coches.
  • Habilidades blandas: aúnan aquellas aptitudes que pueden ser útiles en muchas profesiones y que van más ligadas al carácter, la personalidad o el crecimiento personal del individuo.
En el caso de este experto en inversiones o en el ecosistema cripto, las habilidades blandas podrían ser, por ejemplo, sus competencias comunicativas. Imagínate que trabaja como asesor financiero en una compañía centrada en actores institucionales. Si se muestra persuasivo y con la capacidad para convencer a nuevas firmas para que confíen en su empresa, estará mostrando una habilidad personal no solo aplicable al campo de la inversión o las criptomonedas. En este caso, esta habilidad sería útil también para el vendedor de coches, que conseguiría convencer a más clientes para que adquiriesen sus modelos. Las habilidades blandas a menudo son transferibles.Recomendado:

Aprendizaje de las habilidades personales

Hasta hace no mucho, en un mundo en el que se da gran importancia a los títulos académicos y los conocimientos técnicos, se creía que las habilidades duras eran el pilar de todo éxito laboral. Sin embargo, la tendencia está cambiando.

Las habilidades duras

Pueden desarrollarse a través de la experiencia. Con un empleado cuyas habilidades blandas sean la rápida adaptación a nuevos conocimientos y alta capacidad para interiorizarlos, las habilidades duras pueden quedar en segundo lugar, pues estarían fácilmente a su alcance una vez contratado.

La habilidades blandas

Por tanto, no deben menospreciarse estas habilidades blandas o habilidades personales. Aunque puedan utilizarse en muchísimos sectores, no son fáciles de desarrollar en muchas ocasiones. Es más, muchas veces son habilidades que van asociadas al carácter único de cada individuo. Por ejemplo, la capacidad de liderazgo, aunque puede mejorarse o desarrollarse, a menudo tiene un componente innato difícil de imitar. No por nada los líderes en nuestro lugar de trabajo muchas veces no son los impuestos, sino nuestro compañero.Queda claro entonces, que, si vas a realizar un CV y pretendes que este sea atractivo, debes prestar especial atención a las habilidades blandas. Estas llamarán la atención del empleador, así como potenciarán tus habilidades duras. Pero claro, no se trata de recoger habilidades personales genéricas, sino tratar de diferenciarse del resto de competidores. Lo cual nos lleva a la siguiente pregunta: ¿qué habilidades personales debes agregar en tu currículum?Relacionado: Cómo hacer un CV profesional (con ejemplos)

Cómo elegir las habilidades personales para tu CV

Queda claro que muchos responsables de recursos humanos o encargados del reclutamiento de nuevos empleados les dan cada vez mayor importancia a las habilidades personales, las habilidades blandas. Pero ¿cuáles son las que debes agregar en tu CV? Veamos:
  • Lo primero que debes tener en cuenta es el trabajo al que aspiras. Aunque las habilidades blandas son útiles en numerosos sectores, no sirven para todos los puestos. Por ejemplo, si vas a trabajar de forma individual, tu capacidad de liderazgo puede no importar demasiado.
  • Revisa a detalle la oferta de empleo a la que aspiras. Una vez analizada, disponte a añadir las habilidades blandas pertinentes. En ocasiones, la descripción de la oferta de trabajo puede dar algunas pistas sobre el tipo de habilidades personales que busca la compañía ofertante. Con esto en mente, crea un CV único que se adapte a lo solicitado. Eso sí, siempre en base a tu experiencia real. Mentir puede resultar contraproducente al final.
Relacionado: Cómo crear una matriz de habilidades y competencias (con ejemplos)

Dónde agregar las habilidades personales en el CV

Actualmente, la presentación del currículum puede tener un impacto sustancial en tus posibilidades de conseguir un empleo. Es verdad que decidir dónde ingresar las habilidades personales en el CV tiene un componente de azar inevitable. Algunos reclutadores, por ejemplo, echan vistazos rápidos a las solicitudes y solo se detendrán en las que les llamen la atención. En estos casos, reunir las habilidades personales bajo una sola sección puede ser una buena idea. Si aplicas a un puesto menos solicitado, quizá sea una mejor opción introducir las habilidades personales a lo largo de todo el documento.Te puede interesar: Cómo convertir nuestras debilidades en fortalezas

Lugares donde es buena idea recoger las habilidades personales en el CV

Si optas por recoger las habilidades personales a lo largo de todo el CV, puedes hacerlo a través de tres de las secciones principales del documento. Nos referimos a las siguientes: perfil profesional, experiencia y aptitudes.

Perfil profesional

El perfil profesional es el párrafo introductorio del CV. Ayuda al reclutador a conocer de forma superficial tu perfil general de empleado. El perfil explica de forma rápida tu trayectoria profesional. Por ello, es bueno dejar claro desde el principio qué habilidades personales hacen que destaques para el puesto ofertado. Obviamente, no incluyas todas las habilidades blandas que te caracterizan, simplemente destaca aquellas que creas que van a encajar mejor con el rol requerido.Por ejemplo, si vas a estar a cargo de un departamento de mercadotecnia bajo un equipo compuesto por diversos empleados, debes destacar no solo tu capacidad de liderazgo, sino tu capacidad de comunicarte asertivamente, escuchar, aceptar críticas o tener un pensamiento creativo. Este tipo de habilidades personales te permitirán tener más posibilidades de acceder a este puesto.

Experiencia

En el apartado en que detalles tu experiencia académica y laboral puedes aprovechar para resaltar tus habilidades personales. Y es que este apartado no tiene por qué ser un mero listado de tus méritos educativos y profesionales. En este sentido, puedes incorporar datos numéricos que avalen las habilidades blandas que señales. Por ejemplo, si trabajabas de cara al público y los clientes podían valorar tu disposición, puedes indicar el grado de satisfacción de estos.Supongamos que optas a un puesto de trabajo en ventas con objetivos muy marcados. Si has tenido experiencia en el sector con anterioridad, puedes destacar tu capacidad para alcanzar dichos objetivos (por ejemplo, tu capacidad para alcanzar X número de ventas al mes). Indica aptitudes tales como la persuasión o la capacidad para resolver dudas a los posibles clientes. Este tipo de enfoque debería darte más oportunidades de conseguir el empleo que estés solicitando.Recomendado: Cómo redactar un objetivo profesional en el currículum

Aptitudes

Todo buen CV debe tener una sección especial dedicada al resto de habilidades personales destacables que no hayas podido incluir anteriormente. Obviamente, en la sección de aptitudes debes incluir también las habilidades duras. Para ello, puedes recogerlas de forma separada. Eso sí, no te excedas incluyendo 20 o 30 habilidades. No se trata de abrumar ni de exagerar. Puedes incluir alguna explicación o ejemplo que avale dichas habilidades (sobre todo en lo referente a las blandas).Algunas de las habilidades personales más apreciadas en la actualidad son las siguientes:De nada sirve formar parte de una de las generaciones más cualificadas de la historia si no sabes destacar tu valor como individuo en el primer paso para obtener un puesto de trabajo. Ahora que lo sabes, puedes enfocarte en realizar un análisis FODA de tu persona para ayudarte a descubrir detalladamente cuáles son tus fortalezas, incluidas, por supuesto, las habilidades personales que sería conveniente destacar en tu CV.Artículos relacionados:
Compartir:
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Facebook
  • Email
¿Te resultó útil este artículo?

Explorar más artículos