CV y cartas de presentación

Cómo hacer un currículum vitae sin experiencia laboral

September 8, 2020

Elaborar un buen currículum es fundamental para mejorar tus posibilidades laborales. Y lo es aún más en el caso de que carezcas de experiencia profesional. Sin embargo, recuerda que, a menudo, las empresas además de profesionales con muchos años de experiencia, también buscan talento. En el currículum puedes empezar a mostrar cuales son los tuyos.

Uno de los principales objetivos de tu currículum es hacerte destacar sobre otros candidatos y ganarte la confianza de la persona o personas que van a realizar el proceso de selección.

¿Cómo puedes destacar tu currículum sin experiencia laboral sobre el de otras personas?

Para empezar, puedes investigar sobre la empresa a la que vas a enviar tu solicitud de empleo. Recuerda que la información es poder. Así que cuanto más sepas acerca de la empresa, mejor vas a poder personalizar tu currículum para resaltar lo que puedes aportar a esa compañía. Debes estar preparado para identificar cuáles son tus principales fortalezas.

Lógicamente, una empresa siempre va a buscar perfiles de personas que puedan cubrir mejor sus necesidades y que muestren una mayor motivación por formar parte de sus equipos de trabajo. La mejor forma de empezar a demostrar que eres la persona indicada, ya que aún no te conocen, es a través del currículum.

La presentación es fundamental

Lo primero que los reclutadores verán en el currículum será la imagen de la persona. La presentación del currículum es una herramienta útil para mejorar tus posibilidades laborales. A continuación, te ofrecemos algunos consejos al respecto.

Una estructura clara

La estructura de presentación de la información en el currículum debe ser la habitual y, sobre todo, tiene que ser muy clara. Una buena organización es la que empieza por los datos personales, a los que puedes seguir la presentación de los objetivos profesionales, la formación, la experiencia no laboral, idiomas y, por último, las herramientas informáticas que dominas.

La fuente y el tamaño de letra adecuados

Se recomienda elegir una fuente y un tamaño de letra apropiado, para dar una imagen de profesionalidad. La fuente tiene que ser formal y elegante. Intenta no sobresalir demasiado en este aspecto. Sobre todo, que sea fácil de leer.

Menos, es más

Como se suele decir, menos, es más. No incluyas información que no sea necesaria ni información redundante. En general, no es aconsejable elaborar un currículum demasiado extenso, evita sobre todo incluir exceso de información en caso de que carezcas de experiencia laboral. Una hoja de currículum en un perfil junior es más que suficiente.

Orden cronológico

A la hora de ordenar tu formación, tu experiencia no laboral, los cursos que hayas realizado o cualquier información realmente relevante, debe ser incluida, siempre que sea posible, en orden cronológico descendente. Es decir, en la parte superior del currículum debe aparecer lo más reciente e ir descendiendo hasta lo más antiguo.

El vocabulario y el estilo de redacción revelan tu educación

Utiliza un estilo formal y un vocabulario apropiado que demuestren que eres una persona con una formación, con un alto nivel cultural y con una buena capacidad de expresión. Además, cuidar el estilo de redacción es una estupenda forma de mostrar que eres una persona que presta especial atención a los detalles.

¿Cómo redactar tu currículum cuando sin experiencia laboral?

Se recomienda emplear oraciones sencillas, pero al mismo tiempo bien elaboradas. Utiliza construcciones del tipo sujeto, verbo y complementos, evitando largas construcciones subordinas y repeticiones innecesarias. Emplea adecuadamente los signos de puntuación y las conexiones textuales, ya que son fundamentales para una buena estructura del texto.

La formación es uno de los puntos fuertes a resaltar

Si careces de una experiencia profesional relevante, es conveniente que pongas énfasis en tu formación académica. Específicamente, en esos aspectos de la misma que mejor se adaptan a las necesidades de la empresa para la que estás postulando. Al destacar tus estudios, estás demostrando que tienes una gran capacidad de aprendizaje y un buen nivel de formación. Ambos pueden suplir tu falta de experiencia.

Sin embargo, es importante que evitar incluir niveles de estudios innecesarios, ni cursos de formación para rellenar. Ten en cuenta que, si tienes un diplomado, una licenciatura universitaria o un título similar, se da por hecho que has superado la educación secundaria. En cualquier caso, a grandes rasgos, lo que te conviene incluir es la titulación que posees, el centro de estudios en el que la adquiriste, la formación complementaria, especialmente la relacionada con el puesto y el nivel de idiomas.

En la formación complementaria, puedes mencionar cursos, talleres y seminarios, entre otros. En lo que respecta a los idiomas, lo ideal es que incluyas los títulos o certificados de estudio. Si no cuentas con ninguno, puedes hacer algún test en línea gratuito, para así tener una mejor referencia de tu verdadero nivel. Eso sí, es importante que diferencies entre tu dominio del idioma hablado, escrito y leído. Evita, en todo momento, la típica expresión “inglés nivel medio”.

No olvides hacer mención a las herramientas informáticas que dominas, especialmente si cuentas con alguna certificación académica que lo acredite.

Resalta tus experiencias no laborales

Tu experiencia en prácticas, tus tareas como voluntariado en diferentes proyectos e incluso determinadas actividades deportivas o artísticas, son aspectos que te dan mucho valor. Así, por ejemplo, practicar deportes de equipo puede ayudarte a resaltar tus capacidades para trabajar en grupo. Los voluntariados te presentan como una persona comprometida e implicada.

Cuando incluyas estas experiencias en el currículum, destaca los valores que aprendiste y lo que aportaste durante tu participación en las mismas.

También puedes hacer mención a becas de estudios e intercambios que hayas realizado en otros centros educativos, especialmente si son en otros países. Esta es una buena forma de demostrar tus aptitudes académicas y tal vez también el dominio de otro idioma. Por supuesto, también te ayudan a destacar tu capacidad de adaptarte a otros entornos y, por lo tanto, a circunstancias cambiantes.

Tus habilidades o competencias personales

Para muchas empresas, las competencias personales de sus candidatos son mucho más importantes que su experiencia y, en ocasiones, incluso que su formación. Por eso, ante la pregunta de ¿cómo hago un CV sin experiencia? O ¿cómo hacer por primera vez un currículum vitae? Una de las mejores respuestas es, resaltar la capacidad de trabajo en equipo, de aprendizaje, de adaptación, la actitud proactiva, la motivación por un trabajo bien hecho o una alta inteligencia emocional para enfrentar situaciones de conflicto.

Referencias

En el currículum también es recomendable que incluyas referencias de profesores, tutores o responsables de empresas en los que hayas realizado prácticas de estudio o prácticas profesionales. La inclusión de los datos de contacto de estas personas, por supuesto con previa petición de permiso a las mismas, supone una estupenda demostración de la confianza que te tienen. Esa confianza se ve más reforzada si cuentas con alguna carta de recomendación, encuentra el momento oportuno para hacer mención a ella y que estás dispuesto a presentar una copia de ser necesario.

Busca ejemplos de currículums sin experiencia

Revisar ejemplos de currículums sin experiencia profesional te va a ayudar saber a cómo hacer un CV sin experiencia laboral, tanto si es el primero que haces como si quieres mejorar uno que ya tienes. Por supuesto, es importante que selecciones adecuadamente qué ejemplos tomar. Deben estar preparados por profesionales del sector con un buen conocimiento del funcionamiento de los departamentos de recursos humanos de las empresas.

Para buscar ideas, también puedes consultar los currículums de otras personas, que se encuentran disponibles en las redes sociales de búsqueda de empleo. De hecho, una vez tengas preparado el tuyo es conveniente que, si no cuentas con un perfil en dichas redes, te suscribas o dediques tiempo a la creación de uno y subas allí el currículum.

Es interesante qué busques ejemplos de personas que trabajan en empleos similares al que vas a postular. No es lo mismo preparar un currículum para ventas sin experiencia que uno para una empresa de informática o de ingeniería. Si estas considerando aplicar para varias empresas también deberás modificar el currículum dependiendo del puesto y la empresa.

Haz que tu currículum hable bien de ti, pero sin mentir o exagerar

La sinceridad es importante cuando preparas un currículum para una oferta de trabajo. La honestidad es muy bien vista por las empresas y por los departamentos de recursos humanos. No confundas promocionarte bien con mentir o exagerar.

Haz de la honradez tu mejor carta de presentación.

Relacionado

Ver más 

Cómo redactar la sección de datos de contacto de tu currículum

La sección datos de contacto de tu currículum es crucial, con ella los reclutadores te localizarán fácilmente. Descubre qué incluir y en qué orden.

Currículum cronológico: qué es, cuándo elegirlo, cómo escribirlo

Aprende en este artículo qué es un currículum en orden cronológico, qué secciones incluir y cómo redactar la información relevante incluyendo palabras clave.