Trabajos que pagan bien sin estudios

Actualizado el 19 de enero de 2023

Si por alguna razón decides no ir más allá en tu preparación académica, tienes la posibilidad de encontrar tu camino en trabajos que pagan bien sin estudios. Como en cualquier otro empleo, para ganar un buen sueldo necesitas adquirir experiencia en el área y ser bueno en lo que haces, la diferencia es que no necesitas cursar una carrera para dedicarte a estas profesiones.En este artículo vamos a hablar de aquellos trabajos en los que, con algunas habilidades y perseverancia, puedes llegar a recibir un buen ingreso, aún sin estudios especializados.
Empleos relacionados en Indeed
Empleos de medio tiempo
Ver más empleos en Indeed

Profesiones que no requieren estudios

Independientemente de tu nivel de estudios, existen muchas profesiones que se aprenden en la práctica, por lo que puedes acceder a un puesto de entrada en un sector que te agrade y se ajuste a tus habilidades. De esta forma, obtendrás experiencia y con el tiempo podrás acceder a mejores salarios, hasta convertirte en todo un profesional. También puedes prepararte tomando un curso gratis por internet con certificado que te dé las herramientas básicas para el trabajo y aumente las posibilidades de que te contraten.Cabe mencionar que, si bien se puede obtener un empleo sin estudios de preparatoria o bachillerato, es conveniente contar con ellos, ya que suele ser un requisito común en las ofertas de empleo. La preparatoria te brinda conocimientos importantes para llevar a la práctica, tanto en el trabajo como en tu vida en general.

Trabajos que pagan bien sin estudios

Hay muchas opciones de trabajo disponibles para alguien sin un título universitario. Conocerlas te ayudará a identificar cuál te interesa específicamente, y así, preparar el conjunto de habilidades y requisitos necesarios para aplicar, hacer tu CV y enfocar tu búsqueda a ese tipo de empleos. La clave para triunfar en estos trabajos, al igual que en cualquier otra profesión, es la perseverancia, el compromiso y el amor por lo que haces.

1. Diseñador gráfico

Gracias a la facilidad que existe hoy en día para aprender de forma autodidacta, las empresas se han vuelto más flexibles con respecto a contratar a profesionales con estudios en una universidad formal, sobre todo en el área creativa.

Habilidades:

Si te preparas con los conocimientos teóricos y técnicos necesarios, y posees la sensibilidad para crear diseños armónicos y limpios, para los empleadores puede ser suficiente con observar tu portafolio de diseño gráfico. Este no necesariamente debe conformarse de proyectos para clientes reales; también pueden ser ejercicios de práctica para clientes ficticios.

2. Representante de ventas

Un representante de ventas se encarga de comunicar a clientes potenciales los beneficios de un producto o servicio, con el objetivo de convencerlos para hacer una compra. Entre sus funciones, un representante debe identificar prospectos, educarlos en el producto, brindar asistencia a los clientes actuales, mantenerlos satisfechos y retenerlos para que realicen futuras compras.

Habilidades:

Un representante suele recibir una comisión cada vez que cierra una venta, por lo tanto, para que puedas desempeñarte en este puesto con éxito necesitas fuertes habilidades interpersonales, de persuasión y mantenerte al día con las técnicas de venta más efectivas.

3. Cocinero

Un cocinero prepara las comidas siguiendo las recetas del restaurante en el que trabaja y cumpliendo con sus protocolos de salud y seguridad. Debe trabajar con otros miembros de la cocina de manera coordinada, dentro de un ambiente acelerado.

Habilidades:

Aunque existe la carrera de gastronomía, si te atrae el mundo de la cocina podrías iniciar como ayudante y subir de rango conforme adquieras experiencia y demuestres que tienes talento. Incluso existen muchos chefs famosos que iniciaron su carrera como aprendices de cocina. Entre las habilidades que necesitas para ser cocinero están saber trabajar en equipo y bajo presión, tener una buena resistencia física para soportar varias horas de pie y poseer una buena memoria para aprender los procedimientos dentro de la cocina.

4. Coordinador de eventos

Un coordinador o planificador de eventos, como su nombre lo indica, se encarga de organizar cada aspecto de un evento social. Entre sus actividades, un coordinador busca opciones para la locación del evento y otros servicios como el mobiliario, la decoración, alimentos, bebidas y espectáculos. Entrega presupuestos a los clientes, busca proveedores y se asegura de que todo salga según lo planeado durante el evento.

Habilidades:

Si te atrae ser coordinador de eventos puedes iniciar como empleado de una empresa de eventos, y una vez que adquieras experiencia, trabajar como profesional independiente. Para hacer un buen trabajo, es aconsejable que seas una persona organizada, con fuertes habilidades de comunicación, habilidad para presupuestar y tener habilidades multitarea.

5. Redactor de medios digitales

Muchas páginas de empresas incluyen una sección de blog informativo. El objetivo de estos blogs es posicionarse en los resultados de búsqueda de los navegadores, y de esta forma, atraer a potenciales clientes que están buscando información relacionada con su producto. Para escribir estos artículos de blog se necesitan redactores que compartan información interesante que resuelva todas las dudas de quien los lee.

Habilidades:

Una de las ventajas de este trabajo es que puedes realizarlo de manera remota desde casa, lo que te da libertad para organizar tus tiempos. Si te interesa dedicarte a la redacción deberás tener una excelente ortografía y gramática, crear contenido totalmente original basándote en fuentes confiables y conocer las bases de la optimización de los motores de búsqueda (SEO, por sus siglas en inglés).

6. Programador

Podría parecer una carrera de alta especialización, sin embargo, aprender programación es algo que se puede hacer de manera independiente. Un programador puede tener un trabajo muy redituable ayudando a que las aplicaciones y programas informáticos operen de forma eficiente. Sus principales funciones son diseñar y actualizar programas, escribir y actualizar código fuente y administrar diversos sistemas operativos.

Habilidades:

Para tener éxito como programador deberás ser perseverante en tu aprendizaje, sobre todo si decides hacerlo de forma autodidacta. Es importante que conozcas conceptos de álgebra, gran atención a los detalles, buena gestión del tiempo y voluntad para trabajar de forma independiente o en equipo.

7. Asesor patrimonial

Un trabajo redituable para el que no se necesitan estudios universitarios es el de asesor patrimonial. Su principal función es ayudar a las personas o empresas a alcanzar sus metas financieras ofreciendo soluciones integrales que abarcan instrumentos de inversión, ahorro y protección que se ajusten a sus necesidades. En primer lugar, hace un diagnóstico financiero y propone inversiones, seguros, planeación hereditaria, planes de ahorro y administración de negocios, entre otros.

Habilidades:

Esta ocupación es muy flexible, ya que te permite decidir horarios y se puede realizar desde cualquier lugar. Si te interesa ser asesor patrimonial, para obtener buenas comisiones es importante que tengas habilidades de comunicación y escucha activa, de esta forma podrás comprender las necesidades del cliente y poder explicar los beneficios de los instrumentos que ofreces, así como ser responsable de cumplir plazos establecidos y tener capacidad para la toma de decisiones.

8. Asistente ejecutivo

Un asistente ejecutivo es responsable de administrar la agenda y las comunicaciones de los ejecutivos de una empresa. Entre sus funciones, el asistente debe revisar y responder correos electrónicos, preparar comunicaciones a nombre del ejecutivo, atender llamadas telefónicas, organizar reuniones y coordinar los arreglos de viaje. Actualmente existe la modalidad de asistente virtual, quien realiza las mismas funciones de apoyo, pero a distancia.

Habilidades:

Si te interesa este trabajo es importante que tengas una excelente ortografía y redacción, que seas una persona extremadamente organizada, multitarea y con atención a los detalles, que domines los programas básicos de oficina y que conozcas las reglas de cortesía al teléfono.

Cómo conseguir un trabajo bien pagado sin estudios

Puedes seguir estos pasos para encontrar alguno de los trabajos que antes mencionamos:
  1. Analiza tus habilidades. En primer lugar, es importante que compares las habilidades necesarias para cada puesto con las tuyas, así como tus preferencias, para que decidas cuál de estos trabajos es el más adecuado para ti. Recuerda que una parte importante del éxito es el amor por lo que haces.
  2. Prepárate. Si tienes oportunidad de hacerlo, toma algún curso que te dé las herramientas necesarias para tu nuevo empleo. Crea un portafolio de trabajos con algunas muestras que reflejen tu talento.
  3. Redacta tu CV. Si has trabajado en otro lugar, piensa cómo se adaptan las funciones que realizabas a las habilidades necesarias para tu nuevo empleo. Por ejemplo, si alguna vez trabajaste como cajero en una tienda, podrías incluirlo como experiencia en servicio al cliente, organización, responsabilidad en el manejo de efectivo y atención a los detalles.
  4. Busca empleos disponibles. Realiza una búsqueda en la bolsa de trabajo colocando como palabra clave el puesto que te interesa desempeñar. Analiza los resultados y determina si los requisitos se adaptan a tu perfil y antecedentes.
  5. Adapta tu CV. Recuerda ajustar tu CV a cada empleo al que postulas, por ejemplo, si en una descripción colocan como cualidad principal el dominio del inglés y tú lo hablas, entonces coloca esta característica al inicio de tu lista de habilidades.
Compartir:
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Facebook
  • Email
¿Te resultó útil este artículo?

Artículos relacionados

Tipos de escritores y su sueldo medio en México

Explorar más artículos