¿Qué hace un auxiliar de almacén?

Actualizado el 2 de febrero de 2024

Los almacenes son fundamentales dentro de cualquier industria o empresa. Son espacios físicos donde se almacenan los bienes de dicha empresa y forman parte de la cadena de suministros. Podemos encontrar almacenes en prácticamente cualquier tipo de industria, desde importadoras, exportadoras, transportistas, agricultoras, ganaderas y comerciantes, hasta aeropuertos, hoteles, restaurantes, centros comerciales y estaciones de trenes. En los almacenes, el control de las mercancías o los bienes depositados es de vital importancia y el auxiliar de almacén juega un papel muy importante en este aspecto, pero ¿qué hace un auxiliar de almacén? En este artículo, te enseñaremos lo que hace un auxiliar de almacén, cuáles son sus funciones principales y su perfil.
Empleos relacionados en Indeed
Empleos de medio tiempo
Ver más empleos en Indeed

¿Qué hace un auxiliar de almacén?

Un auxiliar de almacén es la persona que apoya en las tareas esenciales de un almacén: la recepción de mercancías, la revisión del estado en el que llegan, el almacenamiento y el despacho. Forma parte activa de la cadena de suministros y de la operación misma de la empresa; por este motivo, el auxiliar de almacén debe ser una persona responsable, constante y organizada y ser capaz de trabajar bajo presión.Relacionado: Cómo hacer un currículum de empleado de almacén (con ejemplo)

¿Cuáles son las funciones principales de un auxiliar de almacén?

Las funciones de un auxiliar de almacén dependen de varios factores, incluidos el tamaño de la empresa y su giro; sin embargo, hay ciertas funciones generales que mencionaremos a continuación:
  • Recibir la mercancía: dentro de las tareas de un auxiliar de almacén se encuentra la recepción de mercancía. Este es el proceso en el que los productos que se ordenaron a un proveedor llegan al almacén para revisarse, ordenarse, clasificarse y, finalmente, almacenarse. El proceso de recepción de mercancía es un paso muy importante y, por eso, requiere de gran atención, ya que, una vez recibida la mercancía y firmada de conformidad, será más difícil hacer algún reclamo al proveedor por cualquier producto que no se encuentre en buen estado. No solo se trata de recibir un producto y firmar la recepción, sino que se deben tener en cuenta varios puntos específicos, según sea el giro de la empresa.
  • Asegurarse de que lo que se haya ordenado sea lo que se recibió: para este punto, tomaremos como ejemplo el proceso de recepción de mercancía para el almacén de un restaurante. En la operación del día a día, no es raro que los proveedores entreguen un pedido incompleto o que este no corresponda con lo que se ordenó, por lo que esta información siempre se debe cotejar al momento de recibir cualquier producto.
  • Revisar el estado de nuestro pedido: así como en un supermercado nunca escogemos una lata con abolladuras o pasada su fecha de caducidad, de igual forma un auxiliar de almacén deberá estar al pendiente del estado físico y de conservación de los productos que reciba y rechazará cualquier producto que no cumpla con los requisitos de calidad de la empresa.
  • Revisar la fecha de vencimiento de cualquier producto perecedero: se deben controlar las fechas de elaboración y de caducidad de cualquier producto perecedero y rechazar cualquier producto que no cumpla con las condiciones de calidad necesarias.
  • Codificar los artículos que se recibieron: todos los productos que maneje la empresa deberán contar con un código, ya sea alfabético, numérico o alfanumérico, con el que será más fácil localizarlos.
  • Redactar informes: el manejo del almacén requiere la elaboración de diferentes informes y formatos, como inventarios y control de existencias, de entrega de productos o del surtido. Todo lo que entre o salga del almacén deberá registrarse.
  • Realizar inventarios físicos: no es suficiente llevar el registro de los productos que entran o salen. Llevar a cabo un inventario físico periódicamente es necesario para saber con certeza con qué productos se cuenta en realidad, lo cual, finalmente, será la pauta para realizar o no un nuevo pedido.
Relacionado: Cuánto gana un auxiliar de almacén

Método PEPS

Existen diversas formas de llevar un control de existencias dentro de un almacén y uno de los más comunes es el método PEPS (Primeras Entradas, Primeras Salidas). Este método consiste básicamente en colocar primero los productos que tengan más tiempo en almacén (las primeras entradas) para darle salida primero, antes que las compras más recientes. De esta manera, nuestro almacén se renovará constantemente y evitaremos tener productos que lleven demasiado tiempo almacenados.

Tipos de almacén

Los tipos de almacén que existen son tan variados como el giro de las compañías a las que pertenecen. Por este motivo, los espacios físicos y los requerimientos de cada uno también serán distintos. Según el tipo de artículos que albergan, los almacenes pueden ser de materias primas, de artículos secundarios, para envases y embalajes, de productos terminados y muchos más. Los almacenes también se pueden clasificar según el espacio que requieren por el tipo de materiales que albergan o por la estructura que los contiene, es decir, abiertos o techados.

Organización de un almacén

Otro punto clave entre las tareas de un auxiliar de almacén es la organización de la materia prima dentro del almacén. En gran medida, la operación eficaz de un almacén dependerá de la organización y disposición de los productos dentro de él. Debe haber un orden en el que la materia prima deberá almacenarse, ya sea alfabéticamente, por tipo de producto, por fecha de caducidad o cualquier otro criterio que podamos pensar, según el giro del negocio del que se trate.Un almacén poco ordenado en el que hay productos guardados fuera de su lugar, artículos escondidos o perdidos dentro del almacén o que no se contabilizaron en los inventarios puede convertirse en una fuga de capital para la empresa. La falta de organización en este departamento puede afectar a toda la operación de cualquier negocio, por lo cual el auxiliar deberá ser una persona ordenada y meticulosa.Relacionado: Qué hace un empacador: perfil, habilidades y sueldo
Obtén tu feed de empleos personalizado en Indeed
Sé el primero en enterarte de los empleos nuevos en tu área

Perfil y cualidades de un auxiliar de almacén

A continuación, mencionaremos algunas de las habilidades y cualidades que debe tener un auxiliar de almacén.
  1. Capacidad de análisis: un auxiliar de almacén trabajará con una gran cantidad de información, desde fechas de recepción de mercancías, inventarios, pedidos y facturas hasta reclamaciones, por lo que la capacidad analítica es primordial.
  2. Atención a los detalles: normalmente, un almacén maneja una gran cantidad de productos, por lo que no es difícil que a veces se pierda el control de todo lo que entra y sale del almacén. Un auxiliar deberá estar al día y al corriente con todos los movimientos de productos.
  3. Trabajo en equipo: un auxiliar de almacén tendrá contacto con un gran número de personas en sus funciones diarias, desde los proveedores hasta el departamento de compras de la empresa. Es muy importante que el auxiliar sea capaz de llevar una relación profesional y efectiva con cada uno de ellos.
  4. Responsabilidad: el departamento de almacén juega un papel muy importante dentro de cualquier organización. Se encuentra en un punto intermedio entre los proveedores y los clientes y por sus manos pasará todo el material que se ocupa en la empresa.
  5. Orden: el auxiliar debe ser una persona con una gran capacidad de organización, que pueda controlar una cantidad considerable de artículos diferentes de una manera eficiente y con la menor merma o pérdida posible.
Como podemos ver, el puesto de auxiliar de almacén es de gran importancia dentro de cualquier empresa. Sin importar si se trata de una gran compañía o un pequeño negocio, el auxiliar de almacén será clave en los resultados que se obtengan, pues permitirá que el trabajo sea efectivo y sin contratiempos, ayudará a evitar pérdidas económicas y, finalmente, tendrá un impacto notable en el rendimiento y el éxito de la empresa. Los almacenes están en todos lados, grandes o pequeños, y todos requieren de personas organizadas y entusiastas para administrarlos de una manera eficaz y llevar a estas empresas al siguiente nivel.Relacionado:
Compartir:
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Facebook
  • Email
¿Te resultó útil este artículo?

Artículos relacionados

Principales puestos de almacén

Explorar más artículos