Qué es y qué hace un supervisor: sus principales responsabilidades

Actualizado el 20 de enero de 2024

Las personas son el recurso más importante de una empresa. Por esta razón, el papel de un supervisor es crucial, ya que es quien se encarga de que estas personas se desempeñen de manera efectiva. Un supervisor también es el puente entre su equipo de trabajo y la alta gerencia. Se trata de un puesto de liderazgo en contacto directo con los colaboradores.Ya sea que estés considerando un puesto como supervisor o sientas curiosidad sobre sus funciones, en este artículo te explicaremos todo respecto de qué es y qué hace un supervisor.
Empleos relacionados en Indeed
Empleos de medio tiempo
Ver más empleos en Indeed

Qué es un supervisor

Como su nombre lo indica, un supervisor se encarga de vigilar y gestionar a un equipo o departamento completo dentro de una empresa. También comunica a la gerencia el desempeño o necesidades de las personas a su cargo.Se trata de un rol enfocado principalmente en la administración y ejecución de tareas. El supervisor es quien asigna trabajo a los empleados y se asegura de que las tareas se completen correctamente y a tiempo.Relacionado: Niveles de experiencia laboral en la búsqueda de empleo

Diferencias entre gerente y supervisor

Aunque ambos son puestos de liderazgo, existen diferencias entre estos dos roles.
  • Gerente: es una posición gerencial de nivel medio. Trabaja junto con RR. HH. para contratar nuevos talentos y tiene autoridad suficiente para realizar despidos y ascensos. Sus funciones se centran en gestionar procesos y planear el futuro del equipo. Reporta directamente al gerente general o los directores.
  • Supervisor: se encuentra a un nivel por debajo del gerente. Sus funciones se centran en verificar el desempeño de los empleados y aportar retroalimentación laboral, así como en la capacitación de nuevos integrantes del equipo. No tiene autoridad para realizar ascensos ni despidos, pero puede hacer recomendaciones al respecto. Reporta directamente al gerente.
Relacionado: Cuál es la diferencia entre supervisor y coordinador

Cuál es el papel de un supervisor en una empresa

Las funciones de un supervisor permiten gestionar eficientemente un equipo, propiciar la colaboración y generar un ambiente laboral sano. A continuación, te explicamos en qué consiste cada una de sus responsabilidades:

1. Gestionar el flujo de trabajo

Es responsabilidad del supervisor crear y probar sistemas más eficientes para trabajar. También asigna tareas y verifica muy de cerca que cada integrante del equipo realice diligentemente su trabajo. Un supervisor debe definir las metas a alcanzar, comunicar al equipo los objetivos y monitorear su avance.

2. Capacitar a nuevos empleados

Otra tarea fundamental de un supervisor es dar la bienvenida a nuevos integrantes, explicarles sus funciones y brindar acompañamiento durante su transición. Esto incluye la presentación oficial con el resto del equipo, explicar las políticas de la empresa, y los derechos y obligaciones que tienen como empelados. Dependiendo de la compañía, en este proceso el supervisor trabajará junto con el departamento de Recursos Humanos o por su cuenta.Te puede interesar: Tipos de cursos de capacitación en el trabajo

3. Gestionar el tiempo del equipo a su cargo

A pesar de que el supervisor no suele ser quien decide los horarios de entrada, salida y cambios de turno, sí puede organizar los tiempos dentro de estos horarios y designar a los miembros de su equipo en diversos roles, turnos o funciones según lo crea conveniente. Al administrar los horarios de los empleados, el supervisor debe tener la capacidad de cubrir las funciones de bajas por enfermedad u otras causas inesperadas.Relacionado: Qué hace un jefe de turno

4. Reportar a la gerencia y a Recursos Humanos

Como supervisor generalmente se es responsable de informar el desempeño individual y grupal a RR. HH. y a la gerencia, quienes a su vez comunicarán estos resultados a la dirección. Por lo general, se pide que se evalúe el nivel de productividad, el profesionalismo, la conducta, la puntualidad, el trabajar de acuerdo a las políticas de la empresa y el cumplimiento de los objetivos establecidos.Relacionado: 10 claves de éxito en la gestión de personas

5. Retroalimentación y programas de reconocimiento

Además de evaluar el desempeño, los supervisores deben brindar retroalimentación sobre el trabajo a los empleados y señalar oportunidades de mejora e incentivar las buenas acciones. Un supervisor puede estar a cargo de programas de reconocimiento para compensar a los colaboradores más destacados.Te puede interesar: Guía sobre feedback positivo y negativo en los negocios

6. Identificar oportunidades de promoción

Aunque un supervisor no suele tener la autoridad para promover empleados, es común que la alta gerencia le solicite sugerir opciones para un ascenso. Esto es debido a que los supervisores trabajan en estrecha colaboración con su equipo y conocen las fortalezas y debilidades de cada integrante.

7. Ayudar a resolver conflictos entre miembros del equipo

Un supervisor es el primer contacto que puede tener un empleado cuando tiene algún asunto referente a su trabajo, quejas o sugerencias. Lo mismo sucede con los conflictos entre empleados. El supervisor puede decidir si se hace cargo personalmente de la situación o si es necesario derivarla a recursos humanos.Relacionado:

Cualidades importantes de un supervisor

Las habilidades y características de un supervisor son bastante similares a las de un gerente u otras posiciones de liderazgo. Si te interesa desempeñarte en este rol con éxito, estas son algunas cualidades que deberías perfeccionar:

Comunicación eficaz

Debido a que la labor del supervisor es estar atento al trabajo de todos en el equipo y brindar retroalimentación que permita una mayor eficiencia, es indispensable que posea habilidades de comunicación. De esta manera, podrá informar adecuadamente a cada trabajador cómo desempeñarse y qué objetivos requiere alcanzar. También se ganará la confianza del equipo y podrá comprender mejor sus necesidades e inquietudes.Relacionado: La comunicación interpersonal en el trabajo

Liderazgo

Un buen supervisor debe ser proactivo en la resolución de problemas para su equipo, y al mismo tiempo tomarlo en cuenta en la toma de decisiones. Es importante que posea la capacidad de evaluar objetivamente a las personas a su cargo para encomendarles funciones adecuadas a sus capacidades.Relacionado: 10 estilos de liderazgo y su aplicación más frecuente

Empatía

Un supervisor debe estar consciente de que la gente a su cargo puede no compartir sus puntos de vista y que cada uno de ellos ve la realidad desde una perspectiva distinta. La empatía en el trabajo es necesaria para comprender los motivos que llevan a otras personas a actuar de la forma en que lo hacen. No es necesario estar de acuerdo, pero es indispensable respetar a los demás para evitar o resolver conflictos.

Resolución de problemas

Los desacuerdos son inevitables en cualquier grupo. Cuando un supervisor sabe manejar un conflicto de forma inteligente, la situación se puede transformar en una valiosa oportunidad para aprender, fortalecer lazos y llegar a acuerdos en beneficio de todos.

Habilidad para delegar tareas

Una de las principales funciones de un supervisor es repartir tareas; por lo tanto, la habilidad para delegar es necesaria. Los colaboradores desean ser parte valiosa de la empresa y sentirse satisfechos con su trabajo; para ello, es importante que este profesional pueda repartir las funciones de manera justa y de acuerdo con sus capacidades, gustos y habilidades.

Gestión del tiempo

Un supervisor necesita repartir las tareas dentro del horario de trabajo de tal manera que se pueda cumplir con los plazos de entrega. Para lograrlo, debe identificar prioridades, dividir grandes objetivos en pequeñas tareas y delegar responsabilidades. Debe analizar los procesos y determinar la manera más eficiente de hacer las cosas.Relacionado: Cómo ser más eficiente en el trabajo y herramientas útiles

Confianza

El trabajo eficiente se consigue cuando existe confianza en las buenas decisiones de la persona a cargo. Un supervisor debe inspirar confianza demostrando seguridad en lo que hace, en sus conocimientos y aptitudes.

Cómo puedes ser un buen supervisor

Estos son algunos consejos que pueden ayudarte a ser un supervisor eficiente y comprometido con su trabajo:
  • Apoya siempre a tu equipo. Asegúrate de estar disponible y dispuesto/a a escuchar.
  • Ayuda a los colaboradores a avanzar en su carrera. Hazle saber a la gerencia cuando pienses que un empleado merece una mejor oportunidad en la empresa.
  • Asume la responsabilidad de tu equipo. Parte de tu trabajo como supervisor es evitar y solucionar conflictos, así como estar pendiente de los procesos, por lo que si surge algún problema, debes asumir la responsabilidad.
  • Proporciona comentarios consistentes. La retroalimentación positiva es necesaria para elevar la moral del equipo y optimizar el trabajo. Debes procurar hacer comentarios honestos y objetivos.
Artículos relacionados:
Compartir:
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Facebook
  • Email
¿Te resultó útil este artículo?

Artículos relacionados

Supervisor de operaciones: funciones principales

Explorar más artículos