Qué es un residente de obra y cuáles son sus principales responsabilidades

Actualizado el 18 de enero de 2024

Para que una construcción se lleve a cabo exitosamente, es necesario contar con un amplio abanico de profesionales, como ingenieros, arquitectos y albañiles. Hoy te proporcionaremos información sobre qué es un residente de obra, pues es una de las piezas clave para que este tipo de proyectos se completen exitosamente.
Empleos relacionados en Indeed
Empleos de medio tiempo
Ver más empleos en Indeed

Quiénes son los residentes de obra y qué hacen

Los residentes de obra son profesionales de la ingeniería civil que supervisan el proceso de construcción y gestionan el personal de varios tipos de proyectos, como pueden ser edificios, caminos y puentes, o aeropuertos, entre otras edificaciones.Por lo general, estos profesionales responden ante el ingeniero de proyectos; sin embargo, suele ser el ingeniero residente quien está en contacto directo con el contratista, asegurándose de que el proyecto avance conforme a lo que estipula el contrato y apegándose a las legislaciones y los estándares de calidad necesarios para el tipo de construcción.Otro de los aspectos bajo su supervisión es que el proyecto avance en tiempo y forma, y que se mantenga dentro del presupuesto establecido. Sus labores suelen ser variadas y, por lo tanto, se les puede encontrar tanto en la oficina como en el sitio de la construcción. Dentro de las principales funciones de estos profesionales, se encuentran las siguientes.

Gestión del personal

Esta actividad es una de las más importantes para este puesto e implica una amplia capacidad de coordinación, comunicación y de trabajo en equipo. Dentro de este rubro de su labor, los residentes generan los horarios de trabajo del personal, supervisan su trabajo para asegurar la eficiencia y precisión de este, se aseguran de que las condiciones de trabajo sean seguras para todos los miembros de su equipo y asesoran el desempeño de sus trabajadores día con día. En ocasiones, parte de sus labores incluyen la coordinación y presentación de las juntas de avances y estar en contacto con subcontratistas y consultores.

Obtención de materiales

Parte de su labor es, también, calcular los costos de todos los insumos necesarios, desde los materiales hasta el equipo y la maquinaria necesaria, así como asegurarse de que los suministros se encuentren disponibles durante todo el proceso y en las diferentes áreas de trabajo. Además de la obtención de los materiales, también se encargan de velar por su calidad.

Planificación de la construcción

Para ello, suelen crear un calendario de trabajo con el objetivo de encontrar posibles obstáculos que podrían retrasar la obra. Además, trabajan de la mano con otros profesionales, como los arquitectos, para revisar los planos y asegurarse de que los planes de construcción se adecúan a estos desde el proceso preliminar a la edificación.

Evaluación del trabajo durante el proceso

Esta parte del trabajo de un residente consiste en asegurarse de que todo se ejecuta sin inconvenientes, siguiendo las especificaciones del proyecto y cumpliendo con los tiempos parciales y finales de entrega. Para ello, deben tener un ojo muy abierto ante cualquier posible contratiempo, organizar adecuadamente el trabajo y tener conocimiento sobre todas las secciones en que se divide la obra, para poder evaluar cada parte en forma individual y tener una visión clara del progreso o retraso de esta.

Documentación y redacción

Parte de la labor de los residentes de obra también consiste en redactar informes y tomar notas detalladas, así como tener una bitácora diaria sobre las actividades y su progreso. También suelen tomar fotografías del progreso del proyecto y se encargan de dar seguimiento, organizar y actualizar los documentos necesarios durante todo el proceso.Además de estas tareas que son parte de su perfil, existen otras actividades que ocasionalmente también pueden delegar el residente de obras, como las que detallamos a continuación.
  • Monitorear el rendimiento de los subcontratistas.
  • Supervisar a los ingenieros con menos experiencia.
  • Asegurarse de que las actividades laborales se realizan conforme a los estándares nacionales e internacionales.
  • Asegurarse de que se lleven a cabo las pruebas e inspecciones necesarias.
  • Eliminar posibles riesgos de trabajo.
  • Participar activamente en las juntas previas a la construcción y evaluar las condiciones preexistentes conforme a los requerimientos del contrato.
  • Recibir, revisar y reenviar los informes de construcción.
  • Reunirse con el contratista regularmente para identificar y resolver posibles inconvenientes en la obra.
  • Redactar documentos, como memorándums, cartas, informes de accidentes laborales, consultas comunitarias y quejas, y mantener una bitácora de toda la correspondencia relacionada con el proyecto.
  • Elaborar y procesar toda la documentación de pago pertinente relacionada con insumos y proveedores del proyecto.
  • Preparar y compilar todas las evaluaciones de rendimiento de los contratistas.
Como puedes observar, los residentes de obra son profesionales con muchas actividades bajo su responsabilidad, es por esto por lo que es necesario no solamente que cuenten con una formación adecuada, sino con ciertas habilidades laborales, pero hablaremos de eso en el siguiente apartado.Te puede interesar: Qué hace un auxiliar de obra: salario y habilidades

Descubre cómo ser un residente de obra

El primer paso para convertirte en un profesional de este tipo es estudiar una licenciatura. Lo más común es que quienes quieren seguir este camino se decanten por la carrera de Ingeniería Civil. En muchas ocasiones, para la contratación, muchas empresas solicitan al menos cinco años de experiencia en proyectos de infraestructura; sin embargo, esto no es una limitante, puesto que desde la etapa como estudiante es posible buscar programas de voluntariado en empresas u organizaciones no gubernamentales en los que puedas participar para aprender directamente en las zonas de construcción, y poco a poco ir ganando experiencia.En México existen muchos programas que acogen voluntarios para proyectos pequeños de construcción, como el programa “Un techo para mi país”.

Estudios adicionales

Una segunda opción es estudiar una maestría en Ingeniería Civil, pues, en ocasiones, se pueden suplir los años de experiencia laboral con las capacidades recibidas durante la formación académica de posgrado y, muchas veces, este tipo de maestrías requieren de la participación de los estudiantes en proyectos reales, por lo que esto ya constituiría una buena parte de tu experiencia laboral.Otra buena razón por la cual estudiar una maestría es que en ella no solamente aprenderás cuestiones relacionadas con conocimientos intelectuales. En muchas ocasiones, los programas de maestría también incluyen el aprendizaje de otro tipo de habilidades que también son necesarias para este tipo de práctica, como las que te detallamos a continuación.

Comunicación

La comunicación interpersonal en el trabajo es una de las características que más requieren desarrollar estos profesionales, pues al ejercer un puesto en el que un gran porcentaje de las actividades tiene que ver con la coordinación, es imprescindible lograr una comunicación que aumente la motivación y prevenga conflictos.

Trabajo en equipo

Al inicio del artículo, ya mencionamos que estos profesionales son responsables de la gestión de equipos de trabajo en sus proyectos. Por ello, es fundamental desarrollar estas habilidades de modo que al asumir el puesto la organización sea eficiente y sin contratiempos.

Pensamiento crítico

Durante los procesos de construcción, existen muchos de ellos en los que habrá tomas de decisiones importantes y, por este motivo, estos profesionales deben contar con un pensamiento crítico que les permita sopesar los pros y contras de cada decisión.

Liderazgo

Al estar a cargo de tantas cuestiones relacionadas con la coordinación y el personal, los ingenieros residentes deben contar con excelentes habilidades de liderazgo para poder motivar al personal de la construcción y lograr que el engranaje del proyecto se mueva acorde a sus planes.Recuerda que este tipo de habilidades se pueden desarrollar en la vida cotidiana o incluso a partir de ciertos cursos que no necesariamente son parte de la educación académica. Ahora que sabes lo que es un residente de obra, ya tienes una noción más completa sobre los pasos que necesitas seguir y sobre las actividades que realizarás cuando te otorguen un puesto de trabajo, por lo que ahora no queda más que poner manos a la obra y desarrollar los conocimientos y habilidades necesarias para lograrlo.Te puede interesar: Qué hace un ingeniero de campo: salario y habilidadesNota: Ninguna de las empresas, instituciones u organizaciones mencionadas en este artículo está afiliada a Indeed.
Compartir:
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Facebook
  • Email
¿Te resultó útil este artículo?

Artículos relacionados

Guía y ejemplo de un currículum de residente de obra eficaz

Explorar más artículos