Qué es un asesor fiscal y cuáles son sus funciones

Actualizado el 16 de marzo de 2023

Es posible que alguna vez nos hayamos preguntado qué es un asesor fiscal. Ante la complejidad que caracteriza el ámbito de la Administración Tributaria, es importante conocer que hacen estos profesionales. En este artículo, veremos qué caracteriza a los asesores fiscales, cuáles son sus funciones y cuáles son las habilidades más destacadas de estos trabajadores en nuestro país.
Empleos relacionados en Indeed
Empleos de medio tiempo
Ver más empleos en Indeed

Qué es la asesoría fiscal

En primer lugar, la asesoría fiscal es un servicio que busca brindar los conocimientos técnicos y estratégicos relevantes en materia tributaria. Ya sea para propietarios de empresas, socios o trabajadores de una organización, es importante estar al tanto de este tipo de información y procesos. Para esto, es importante conocer qué es un asesor fiscal.Estos profesionales se encargan de gestionar el cumplimiento de obligaciones en materia fiscal. Además, son responsables de conectar los negocios o clientes con los órganos tributarios, siempre priorizando la optimización de la carga fiscal y actuando según la legalidad para detectar y evitar riesgos.Según la Real Academia Española, un asesor fiscal ejerce sus funciones para brindar asesoría tributaria y representar a los contribuyentes en los distintos procesos administrativos que hacen referencia a la aplicación de los tributos.En pocas palabras, la figura del asesor orienta los procedimientos hacia el cumplimiento de responsabilidades en tiempo y forma.Te puede interesar: Qué es la carrera de contabilidad y finanzas

Cuáles son las ventajas de contar con un asesor fiscal

Contar con un profesional apto para asegurar el cumplimiento de las disposiciones fiscales, nos permitirá acceder a un servicio de mayor calidad. Los expertos fiscales se destacan por ofrecer una guía personalizada que puede ajustarse a las necesidades y objetivos específicos de una empresa o cliente.Contratar al profesional adecuado nos asegurará grandes beneficios a la hora de cumplir con nuestras obligaciones fiscales. Con el consejo de un experto, podremos obtener una atención individual donde se nos mantendrá informados sobre diversas cuestiones que pueden ser relevantes o de nuestro interés.Por lo anterior, consideremos que una de las principales tareas de un asesor es mantenernos al tanto sobre cualquier novedad dentro del ámbito de la normatividad fiscal. Así que, la oportunidad de intercambiar información periódicamente será clave para evitar o anticipar sanciones económicas que muchas veces pueden caer en ilegalidades.El tema fiscal suele caracterizarse por la burocracia, pero al apoyarnos en la guía de un asesor, los procedimientos o metodologías que deben seguirse serán más simples y podremos enfocar nuestra atención hacia otras áreas, al mismo tiempo que ahorramos en costos y tiempos.Te puede interesar: ¿Qué hace un contador fiscal?

Diferencia entre un asesor fiscal y un asesor contable

El ramo de la contabilidad financiera es diverso y resulta un tema fundamental para cualquier negocio, especialmente para las PYMES (pequeñas y medianas empresas). Con frecuencia, podemos asociar el término de asesor contable con el de asesor fiscal y, aunque ambos cuentan con características similares, cada uno se destaca por algunas diferencias.Como mencionamos, el asesor fiscal gestiona los procedimientos relacionados con el cumplimiento de las obligaciones, mientras que el asesor contable se encarga de administrar la situación económica de una empresa y brinda servicios enfocados al análisis e implementación de soluciones oportunas para problemas contables.Ambos asesores se centran en ser guías y ofrecer ayuda profesional para gestionar los deberes legales. No obstante, el asesor tributario encamina a las empresas o personas físicas hacia una toma de decisiones que, adaptada a sus necesidades, permitirá ahorrar en costos y papeleo.Te puede interesar: Funciones de un asesor contable efectivo

Qué funciones cumplen los asesores fiscales

Un asesor fiscal ofrece sus servicios dentro de una empresa o de forma autónoma para optimizar el cumplimiento fiscal. Aunque este proceso resulta complejo y tedioso para algunas personas, es fundamental que conozcamos las distintas funciones que caracterizan el cargo de un asesor tributario, tales como:
  • Dar asesoría y realizar la planificación fiscal.
  • Manejar las bases de datos fiscales.
  • Gestionar recursos económicos y administrativos.
  • Analizar detalladamente la normativa tributaria.
  • Conocer la relación jurídico-tributaria.
  • Cumplir en tiempo y forma las liquidaciones tributarias.
  • Identificar y relacionar las distintas responsabilidades tributarias.
  • Brindar asistencia e información oportuna.
  • Orientar y proponer soluciones.
  • Atender a cualquier modificación con respecto a las obligaciones legales.
  • Dar alta y baja de las actividades ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT).
  • Representar a sus clientes ante el SAT.
Además, es importante que los asesores fiscales estén actualizados sobre las obligaciones, cambios en los requisitos y procesos que establezca el Servicio de Administración Tributario (Sat) en México.Te puede interesar: Diez especialidades de contabilidad más diversas

Habilidades de los asesores fiscales

Además de un buen manejo de los números, hay una serie de habilidades innatas y adquiridas que serán clave para llevar a cabo estas labores de gestión con éxito, algunas de ellas son:

Organización

Las actividades de un asesor implican armar una estructura y mantener el orden para aumentar la productividad. Este profesional se enfrenta a grandes responsabilidades, por lo que las tareas tienen que priorizarse para que se puedan completar adecuadamente.Ya que esta profesión implica un constante proceso de toma de decisiones, se debe implementar un sistema para organizar la carga de trabajo y planificar cada etapa del proceso.

Disciplina

Las asesorías fiscales se convierten en proyectos que requieren seguimiento. Es clave desarrollar autodisciplina para optar por el uso de métodos que permitan alcanzar eficientemente los objetivos establecidos.Muchas veces el asesor se enfrenta a reglas, políticas o procedimientos existentes y este debe ajustarse a ellas para ir en pro del bien común y cumplir con las tareas a realizar.

Delegar

Similar a desarrollar o contar con habilidades relacionadas a la organización, el asesor debe delegar, ya que su trabajo busca apoyar y orientar para obtener resultados ventajosos. Parte de esto implica establecer prioridades, reasignar responsabilidades y ceder el control para confiar en las habilidades de otras personas.

Atención a los detalles

Al trabajar con extensos volúmenes de números e información, mantener atención al detalle puede resultar un desafío.Un asesor fiscal debe procesar correctamente los elementos y datos más relevantes para evitar errores que tengan un gran impacto dentro del funcionamiento de una organización y anticipar los riesgos y consecuencias de cada acción.

Comunicación y trabajo en equipo

Trabajar en equipo es una habilidad primordial para alcanzar el éxito porque, al desempeñar su labor, los asesores fiscales mantienen una relación a largo plazo con sus clientes durante todo el proceso.Aunque el gestor tributario trabaje para una compañía o de forma independiente, el cliente va siempre primero, por lo que se tiene que organizar en conjunto y determinar los papeles o tareas que todos deben desempeñar.Cuando el trabajo de un asesor genera gran impacto en sus clientes, es necesario ser transparentes y comunicarnos efectivamente para que nuestra colaboración sea óptima.

Tolerancia a la frustración

Lidiar con las presiones y el estrés es algo recurrente en las actividades que desempeñan los asesores fiscales, en especial cuando se manejan datos confidenciales o de gran importancia. Cargar con grandes responsabilidades implica desarrollar técnicas que nos permitan equilibrar nuestras emociones.Es importante tener claro que, para tolerar el estrés, se necesita tener disposición para colaborar y prepararse para reaccionar ante situaciones difíciles que tendrán que resolverse de inmediato. Para esto, hay que aclarar las necesidades y definir las prioridades para actuar con resiliencia y conforme a las condiciones que se vayan presentando.

Conocimientos de un asesor fiscal

Sin duda, la formación y la capacitación continua se vuelven esenciales para un asesor. La experiencia y una gran red de contactos resulta útil para el profesional de esta rama. No obstante, los conocimientos evidencian lo que sabemos y la forma en que lo realizamos.Recordemos que un asesor fiscal examina, analiza y determina las circunstancias financieras. Este profesional se encarga de preparar la documentación necesaria para aconsejar efectivamente sobre las normas legales de tributación.Para lograr lo anterior, se requiere:
  • Mantenerse actualizado de las novedades fiscales: Los esquemas del ámbito fiscal se van reconfigurando y es necesario atender a estas transformaciones.
  • Conocer sobre el mundo de los negocios: Estar al tanto del mercado actual permite entender las necesidades y preferencias de los clientes para tomar decisiones convenientes basadas en esta información.
  • Conocer sobre las nuevas tecnologías: La era digital nos obligó a optimizar los procesos realizados en este ámbito. Por lo tanto, se necesita dominar sus usos y conocer estas modificaciones.
  • Optar por grados de especialización: Debido a los cambios en este ramo y con el objetivo de desempeñarse correctamente dentro de los ámbitos organizacionales, es importante especializarse en la fiscalidad a través de cursos o grados.
Gracias a un mercado incierto que se encuentra notablemente influenciado por los constantes cambios legales, la gestión fiscal se convierte en un campo complejo que requiere de profesionales actualizados en esta materia e interesados por orientar y conectar a sus clientes con los órganos administrativos.Relacionado:En resumen, definir qué es un asesor fiscal va más allá de relacionarlo con la capacidad de organizar facturas, dominar números y presentar impuestos. El profesional de este campo cuenta con responsabilidades cruciales para definir la estrategia de una empresa o los intereses de una persona física.Independientemente de estar interesados en empezar nuestra formación para convertirnos en asesores o solo aprender más sobre este cargo, esta información será útil para profundizar más sobre el oficio de los gestores fiscales y las distintas funciones que desempeñan los profesionales de este ramo.Para leer más artículos sobre temas relacionados, visiten el apartado de Orientación Profesional de Indeed.Nota: Ninguna de las empresas, instituciones u organizaciones mencionadas en este artículo está afiliada a Indeed.
Compartir:
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Facebook
  • Email
¿Te resultó útil este artículo?

Artículos relacionados

Qué hace un abogado fiscal

Explorar más artículos