Cómo ser un freelancer exitoso: pasos a seguir y consejos para empezar

Actualizado el 26 de febrero de 2023

Tal vez estás pensando en dejar tu actual empleo para laborar por tu cuenta. Ser un profesional independiente o freelancer puede ser una opción de trabajo bien pagada y que te dará muchas satisfacciones. Sin embargo, para convertirte en un freelancer exitoso se necesita disciplina, perseverancia y seguir ciertos pasos que te compartiremos en este artículo.En este artículo, te diremos los pasos que puedes seguir para independizarte y trabajar como freelancer, así como algunos consejos muy útiles para dar a conocer tu negocio y conseguir tus primeros clientes.Relacionado: Cómo trabajar desde casa con hijos: guía para madres y padres
Empleos relacionados en Indeed
Empleos de medio tiempo
Ver más empleos en Indeed

Cómo ser un freelancer de tiempo completo

Saber cómo ser un freelancer te permite obtener libertad para elegir los proyectos en los que deseas trabajar, sin depender de un gerente o tener un horario fijo de entrada y salida. Puede ser una idea bastante atractiva; sin embargo, para ser freelancer y conseguir vivir bien de ello, debes comprometerte a hacerlo como un trabajo de tiempo completo. Tus tareas no solo implicarán desarrollar proyectos, también deberás invertir parte de tu día en buscar clientes y autopromocionarte.Relacionado: Qué es un contrato freelance

Pasos para trabajar como freelancer

Si te dedicas a una actividad que te apasiona y se ajusta al tipo de trabajo que puede realizarse de forma independiente, entonces ya tienes parte del camino trazado. Si tu intención es iniciar desde cero con una nueva profesión, pero no tienes muy claro cuál, debes analizar qué habilidades posees, qué te gusta y qué te motiva aprender. Para lograrlo, sigue estos pasos:

1. Define tus servicios

Es importante formarte en algún área que cumpla con los tres puntos anteriores. Algunos ejemplos de trabajo freelance son los siguientes:Recomendado: Qué es el trabajo a distancia: ejemplos, ventajas y desventajas

2. Encuentra un nicho

Una vez que decidas a qué te dedicarás, y con la finalidad de destacarte de la gran competencia que existe en cualquiera de estas actividades, es conveniente que encuentres un nicho rentable para que te enfoques en ofrecer servicios específicos a sus necesidades.Un nicho es un pequeño segmento extraído de un mercado más grande, con características y necesidades muy definidas. Busca algún nicho que te interese, analiza cuáles son sus problemas y carencias y cómo puedes ayudarles de acuerdo a tu actividad. Ser un especialista de nicho genera confianza en estos clientes, quienes estarán dispuestos a pagar por la calidad de un experto. Algunos ejemplos de nichos pueden ser: personas con mascotas, consumidores conscientes, dueños de pequeños negocios y nómadas digitales, entre muchos otros. Estos son algunos ejemplos según distintas actividades y nichos:
  • Desarrollador web: puedes especializarte en tiendas de ropa en línea, en sitios web para agencias de marketing y en sitios web para fotógrafos, por mencionar algunos.
  • Redactor de contenidos: puedes volverte especialista en blogs de temas que conozcas o que llamen tu atención, como viajes, tecnología o finanzas.
  • Fotógrafo: puedes especializarte en fotos de bebés, de pareja y de bienes raíces, entre otros.
  • Diseñador gráfico: puedes enfocarte en el diseño de infografías animadas, en el diseño de carteles de música, en logotipos para restaurantes, identidad corporativa y más.
Relacionado: 11 carreras para trabajar freelance

3. Reúne todo lo necesario para empezar

Asegúrate de tener el equipo necesario para trabajar, define el lugar donde establecerás tu centro de operaciones o taller, si serás solo tú o te asociarás con alguien más, y crea un plan de carrera que dé rumbo a tus objetivos profesionales.Un punto importante de cómo ser un freelancer que no debes olvidar es que, como cualquier otro negocio, debes pagar impuestos, así que no olvides darte de alta en el SAT. Puedes hacerlo en el régimen de servicios profesionales. Esto evitará cualquier problema futuro y te abrirá las puertas a clientes grandes, que siempre solicitan un recibo de honorarios para pagar los servicios.Recomendado: Características de un emprendedor exitoso

4. Crea un portafolio

La mejor manera de que un cliente se decida por tus servicios es mostrando tu trabajo. Puedes crear tu propio sitio web sin invertir mucho tiempo ni recursos a través de plantillas prediseñadas, o bien, utilizar plataformas especiales para portafolios creativos. También puedes crear un portafolio directamente en alguna red social. Si aún no tienes proyectos suficientes de clientes reales que puedas utilizar en tu portafolio, realiza algunos trabajos de muestra o utiliza los proyectos más destacados que hayas hecho durante tus cursos de preparación.Relacionado:

5. Trabaja en tu marca personal

Así como las marcas de productos tienen una imagen que los caracteriza y que es uniforme en todas sus comunicaciones con los consumidores, con el objetivo de que estos la perciban de determinada manera, de la misma forma debes trabajar en tu marca personal.Por ejemplo, una institución financiera probablemente buscará que la identifiquen como seria, experta y confiable, mientras que una marca de ropa para jóvenes buscará ser divertida, en tendencia y segura de sí misma. Así tú deberás definir cómo quieres que las personas te perciban, y deberás cuidar varios detalles para que así sea. Estas son algunas formas de trabajar tu marca personal:
  • Define tu nombre. Decide cómo usarás tu nombre y utilízalo siempre de la misma manera. Ya sea tu nombre completo o sin apellidos, agregando el título profesional, etc. o bien, si usarás un nombre de negocios.
  • Escribe tu biografía. Redacta un perfil profesional con tu experiencia y habilidades, pero procura enfocarlo a cómo estas características les servirán a tus clientes para obtener un trabajo de calidad. Escribe una versión corta para redes sociales y otra más extensa para tu sitio web.
  • Elige el tono de voz. Al hablar de “tono de voz” nos referimos a la manera en que te comunicarás con tus clientes potenciales a través de distintos medios como email, mensajes de texto, redes sociales y llamadas telefónicas. Este tono de voz deberá ajustarse a la imagen que deseas transmitir, por ejemplo, amistosa, profesional, honesta, formal, informal, seria, entre otras.
  • Selecciona los elementos visuales. Como cualquier marca, debes poner especial cuidado a las fotografías que utilizarás para promocionarte. Deberás tener un logotipo, utilizar siempre la misma gama de colores, los mismos tipos de letra etc. Todos estos elementos visuales también deberán ir en función de tu tipo de clientes y la imagen que buscas transmitir.
Recomendado: Trabajos desde casa: ventajas, desventajas y ejemplos

6. Ponle precio a tu trabajo

Un error en el que caen muchas personas cuando empiezan a trabajar como freelancers es aceptar trabajos que pagan demasiado poco, solo para ganar experiencia y conseguir clientes. Es importante que desde un principio confíes en tus capacidades y pongas un precio justo a tus servicios, que te permitan vivir de tu trabajo. Si quieres aumentar tus honorarios con clientes a los que, desde un inicio, les cobraste muy poco, por ejemplo, será extremadamente difícil.Además, es común que un cliente desconozca todo lo que hay detrás de cada servicio freelance, y es parte de tu trabajo señalarle que el resultado final, aunque parezca sencillo a simple vista, es parte de un proceso creativo que lleva tiempo y requiere de tus conocimientos profesionales.Recomendado: ¿Qué significa trabajar como autónomo? Ventajas y desventajas

7. Consigue tus primeros clientes

Hay varias estrategias para conseguir clientes:
  • Llamada en frío. Busca a personas dentro de tu nicho que podrían requerir tus servicios y contáctalas ofreciendo una llamada para ver cómo podrías ayudarlas con tus servicios.
  • Plataformas de trabajo freelance. Existen diversas plataformas diseñadas como medio de contacto entre trabajadores independientes y clientes. En algunas puedes anunciar tus servicios, en otras, es el cliente quien publica un proyecto y los freelancers le envían su propuesta para que elija el que más le convenga. En ambos casos, la manera en la que redactes tus servicios o tu propuesta serán lo que haga la diferencia para que el cliente decida contratarte.
  • Haz que tu trabajo hable por sí mismo. Hacer bien tu trabajo es la mejor carta de recomendación para que atraigas nuevos proyectos. Si un cliente está satisfecho con tu trabajo, no dudará en recomendarte con sus contactos.
  • Mantén tus cuentas de redes sociales actualizadas. Sobre todo, enfócate en las redes profesionales, como LinkedIn. Comparte tus más recientes proyectos, participa en grupos donde puedas encontrar a tus clientes potenciales, muéstrate como referente en el sector, gana su confianza y ofrece tus servicios.
Relacionado: Cómo mejorar la relación con el cliente

8. Construye una red

Una vez que empieces a trabajar como freelancer, comunícate con tus conocidos para informarles sobre tu nuevo negocio. No olvides mencionar que estás listo para empezar a trabajar, e invítalos a que compartan la información de contacto de cualquier persona que conozcan que podría requerir de tus servicios. Lleva tus tarjetas de presentación dondequiera que vayas y no dejes pasar la oportunidad de ofrecer tus servicios. Participa en eventos de redes profesionales donde puedas hacer networking y conocer a más personas de tu gremio, así como a posibles clientes.Relacionado:

Cuánto cobrar por un trabajo freelance

Lo más sencillo es poner un precio por hora a tu trabajo y calcular cuántas horas en total tardarás en realizar un proyecto. Recuerda calcular tu precio por hora considerando tus gastos fijos (luz, Internet, teléfono) y la ganancia que esperas obtener, sin dejar de considerar tu experiencia.Antes de empezar cualquier trabajo, haz un presupuesto por escrito en el que establezcas:
  • El pago inicial: nunca empieces a trabajar sin un anticipo de por lo menos el 50 por ciento del total. El resto se entregará al terminar el proyecto.
  • El número de revisiones: especifica si el trabajo puede tener una o dos rondas de revisión y corrección, así como el costo por revisión extra.
  • Qué incluye el trabajo (y qué no): esto evitará malentendidos con respecto al alcance del proyecto. Por ejemplo, si el presupuesto es para el diseño de un logotipo, se debe especificar: cuántas propuestas incluye, cuántas modificaciones, si se entregarán otras versiones del logo (monocromático, negativo) y si se entregarán muestras en aplicaciones (papelería, uniformes).
Nota: Ninguna de las empresas, instituciones u organizaciones mencionadas en este artículo está afiliada a Indeed.

Artículo relacionado:

Compartir:
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Facebook
  • Email
¿Te resultó útil este artículo?

Artículos relacionados

Qué hace un consultor

Explorar más artículos