Cómo ser cuidador de perros

Actualizado el 14 de marzo de 2023

Si eres amante de los perros, te gustan las caminatas y eres de los que disfrutan de la compañía de estos animales, te puede resultar muy interesante aprender cómo ser un cuidador de perros. En la actualidad, esta labor es una actividad común que realizan muchas personas para obtener un ingreso mientras se entretienen, y pasan un rato bastante ocupados y bien acompañados.
Empleos relacionados en Indeed
Empleos de medio tiempo
Ver más empleos en Indeed

Lo que debes saber sobre cómo ser cuidador de perros

Ser cuidador de perros no es dedicarte de lleno y especializarte en los animales como lo haría un veterinario. Dedicarte a esta actividad te convierte en la persona a cargo del cuidado del cánido de uno o varios clientes. En ocasiones, las personas que tienen una mascota trabajan por periodos largos que los lleva a dejarlos solos durante este tiempo. Otras personas viajan y no siempre llevan consigo a su compañero fiel. Para eso y otros menesteres es que existe este servicio. A continuación, te presentamos las tareas básicas de un cuidador:
  • Recoger al o a los perros en la casa del usuario.
  • Verificar que traigan collar y placa.
  • Realizar aquello que indica el dueño respecto a cuidados, rutas y tiempo de paseo.
  • Asegurar que los canes estén bien hidratados y alimentados.
  • Traer lo necesario para limpiar sus heces durante los paseos.
  • Tener noción sobre algunas leyes respecto al cuidado de los animales.
  • Apoyar al dueño para el trámite de documentación canina (por ejemplo, el número de registro o su cartilla de vacunación).
  • Programar citas veterinarias.
  • Planear un itinerario adecuado respecto a tus servicios.
Recuerda que tu actividad y responsabilidades parten del tipo de cliente y las necesidades que tenga.

Cómo convertirte en cuidador de perros

Para efectuar esta actividad, necesitas tener muy claro que más que paciencia o saber recibir instrucciones, debes sentir amor por los animales. Estar al cuidado de un ser vivo es algo que implica responsabilidades y, en este caso, tener claro lo que cada uno necesita. El dueño es un elemento crucial con quien mantendrás interacción para informarte sobre los gustos del animal, así como las preferencias del servicio que pida todo aquel que requiera de tus servicios. Existen diversos caminos que te pueden llevar a esta ocupación. Te mencionamos a continuación algunas opciones:
  1. La manera más básica es tomar algún curso para saber todo lo que se requiere para ser un paseador de perros. Esta actividad funciona para aquellos que buscan ganar dinero extra en su tiempo libre.
  2. Otra opción es buscar una empresa que se dedique al servicio de guardería para estos cuadrúpedos. Para ello, necesitas contar con alguna noción relacionada con estos animalitos; por ejemplo, adiestramiento canino, veterinaria o asistencia veterinaria.
  3. Puedes crear un trabajo independiente que no solamente incluya pasearlos, sino apuntar más lejos y formarte en este camino mediante estudios y asesorías. Conocer más sobre los tipos de trabajos en general te puede brindar una guía de cómo hacer tu propio esquema laboral y generar poco a poco tu propia empresa.
Como verás, esta ocupación puede ir desde algo muy sencillo y gratificante hasta algo más elaborado y dedicado que culmine en un negocio propio bastante valorado en estos tiempos.

Lo que necesitas para formarte en este camino

Si tu interés es dedicarte a esta actividad de manera más profesional e independiente, es esencial que primero busques obtener la experiencia necesaria. Tratar con canes requiere de muchas habilidades para propiciar una buena convivencia y saber manejar cualquier situación inesperada. De igual manera, necesitarás de algunas habilidades de comunicación, ya que estarás en constante relación con personas de todo tipo, y la importancia de entender y escuchar a tus clientes para cumplir lo que solicitan será el éxito de tu negocio.Te compartimos algunas acciones que pueden contribuir para aumentar tus conocimientos en la formación en este campo:
  1. Busca cursos y orientación en ciencia animal. Algunas escuelas secundarias brindan este tipo de programas que puedes iniciar como parte de tu formación.
  2. Ten presente contar con algún diploma de secundaria o una equivalencia de grado, pues algunas empresas lo solicitan como parte de sus requisitos.
  3. Toma cursos sobre cuidado animal. Estos cursos incluyen conocimientos sobre lenguaje corporal-animal, obediencia canina, primeros auxilios animales, prevención de enfermedades, nutrición animal, adiestramiento y cuidado de mascotas.
  4. Adquiere un certificado de paseador de perros. Si bien puedes hacerlo aun sin certificado, contar con uno brinda más confianza y se convierte en parte de tu experiencia, además que genera confianza con los dueños de los perros.
  5. Busca obtener práctica a través de una empresa dedicada al cuidado animal que te proporcione más habilidades mediante tu trabajo, u ofrece servicio voluntario a las empresas que se dedican a esto sin fines de lucro. Cualquier vivencia relacionada con esto es sumar elementos para tu formación.
  6. Fomenta tu destreza en temas relacionados con los negocios y la administración. Puedes orientar tus estudios universitarios para cursar la carrera de administración de negocios, finanzas, la gestión empresarial, la optimización de recursos, administración de tiempo o cualquier otra materia que te brinde un cimiento sólido para potenciar tu empresa.
  7. Consigue una licencia de manejo vigente. Al crecer tu negocio o incluso si trabajaras para uno, muchas veces se requiere transportar a los animales, ya sea por alguna emergencia, alguna visita médica o dirigirte a lugares de largas distancias.
  8. Si eres dueño de un negocio, necesitas informarte y obtener un seguro de responsabilidad civil que protege a los paseadores, a los perros e incluso a veces también a los propios dueños.
Generar un servicio confiable es necesario para que los usuarios se sientan cómodos y te regalen la oportunidad de hacerte cargo de sus mascotas. Por lo tanto, necesitas ganarte su confianza y fomentar una buena relación con ellos, así como con sus mascotas.
Subir tu CV a Indeed
Permite que las empresas te encuentren cuando creas un CV Indeed

Cualidades como cuidador de perros

Tu desarrollo profesional en torno a este tema y tus habilidades en la atención a los clientes son elementos que necesitas tener presentes para el buen funcionamiento de tu plan de trabajo y lo que va a resultar de este. Te compartimos a continuación algunas habilidades que destacan y ponen de manifiesto tu capacidad de responsabilidad para el cuidado de estos animales.

Comunicación

Este punto es necesario tanto para establecer un programa adecuado para los dueños, para comunicar tu sistema de tarifas y lo que incluyen tus servicios, así como para poder establecer un lenguaje para comunicarte con el perro mediante órdenes y señas no verbales.

Interpersonales

Con las habilidades interpersonales conseguirás un mejor trato entre tú y los que gozan de tu labor. La confiabilidad, una relación cordial, la comunicación clara, la escucha activa y la empatía por sus necesidades propicia un negocio integral y exitoso.

Contemplar los detalles

Es de gran importancia tener noción de las razas de las que estarás a cargo, cómo se relacionan entre sí, quiénes se llevan mejor y las necesidades específicas notificadas por sus dueños. Esto demuestra que tu interés y capacidad va más allá de únicamente sacarlos a dar la vuelta.

Control y solución de conflictos

Cuando trabajas con caninos, necesitas ser capaz de mantener el orden cuando este se irrumpe o saber cómo reaccionar para evitar conflictos con otros canes u otros animales. Existen también cursos especializados y certificaciones en relación con estas actividades.

Organización y gestión del tiempo

Con esto permites que el tiempo que ofreces sea de calidad y puedas realizar otras actividades afines, como programar citas o servicios pertinentes de acuerdo también con tus necesidades para llevar una agenda exitosa y funcional. Ten en cuenta que contar con una o más personas en tu equipo promueve un mejor servicio activo y disponible.

Técnicas

Conocer el uso de sistemas de sujeción, manejo de jaulas y adiestramiento te permiten cumplir mejor con tus tareas e impiden que cualquier imprevisto se te dificulte en el camino.Considera que es crucial la impresión que das a tus clientes. Al inicio, puede que pienses que solo es cuestión de anunciarte y cumplir con tus tareas, pero recuerda que en este campo, el trato que establezcas desde un inicio tiene mucho que ver en cómo proyectar una buena impresión profesional. Por último, este será uno de los factores determinantes para ganar su atención, adquirir su confianza e incluso obtener su recomendación con otras personas a quienes también puedas ofrecer tu trabajo.No olvides que cualquier aprendizaje, por más mínimo que parezca en relación con este campo, es sumar a tu experiencia, la cual siempre será agradecida por aquellos que buscan un espacio confiable para sus mascotas.Nota: Ninguna de las empresas, instituciones u organizaciones mencionadas en este artículo está afiliada a Indeed.
Compartir:
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Facebook
  • Email
¿Te resultó útil este artículo?

Artículos relacionados

Especialidades veterinarias más comunes en México

Explorar más artículos