Cómo encontrar empleo

Cómo adaptar el CV a los requisitos para un trabajo

May 27, 2021

Los requisitos para un trabajo son un elemento clave en cualquier oferta de empleo. Dan indicios certeros sobre las habilidades más importantes para un determinado puesto. Adaptar tu currículo a estas exigencias puede significar el pase a la siguiente fase del proceso de selección. Aprende a identificarlos y a comprender a qué se refieren exactamente.

Qué son los requisitos para un trabajo

Los requisitos para un trabajo son las habilidades esenciales del candidato ideal para un puesto. Se especifican en toda oferta de empleo, junto con la descripción de las responsabilidades y algunos datos del empleador. La importancia de revisar atentamente estos requisitos reside en que permiten adaptar el currículo para que logre destacarse. Con frecuencia, solo será necesario cambiar el orden en el que aparecen nuestras competencias o resaltar alguna experiencia laboral relevante.

Asimismo, en la carta de presentación puedes hacer referencia a los requisitos del trabajo. El reclutador se hará una idea clara de cómo se ajusta tu perfil a las necesidades de la empresa.

Tipos de requisitos laborales

Cuando hablamos de requisitos laborales nos referimos al conjunto de habilidades, educación, experiencia y rasgos de carácter. Es decir, todo aquello que de alguna manera puede incidir en el desempeño de las tareas. Para los gerentes de contratación es una forma de establecer filtros para la selección de candidatos. Asimismo, permite a quienes aspiran a un cargo saber qué tipo de trabajador se necesita. Incluso sirve de referencia para los trabajadores actuales, pues enumera los requisitos para acceder a un puesto y ascender.

La mayoría de las ofertas de trabajo hace diferencia entre:

  • Los requisitos indispensables: son los que se consideran mínimos u obligatorios para el puesto.
  • Los requisitos deseados: son características adicionales que aportan un valor añadido. Pueden convertirse en el elemento decisor entre dos candidatos semejantes.

Generalmente, los requisitos de trabajo se agrupan en las siguientes categorías:

Experiencia laboral

La experiencia laboral es el tiempo que has trabajado en actividades similares al puesto que se oferta. A mayor experiencia, mayor dominio tendrás de una determinada labor.

Para los reclutadores es un dato muy importante pues les ayuda a saber tu nivel de experiencia. Los profesionales con poca experiencia suelen optar a cargos de entrada y suben en la jerarquía conforme aumentan sus competencias y habilidades. Para los puestos de nivel superior se buscan profesionales con más trayectoria, pues deben asumir responsabilidades complejas.

Habilidades

Las habilidades comprenden todas las competencias innatas o adquiridas que facilitan el desempeño de una tarea. Pueden ser:

  • Habilidades duras o técnicas: son destrezas aprendidas, que generalmente se pueden cuantificar. Se asocian a las capacidades específicas para realizar una labor. Por ejemplo, el conocimiento de un idioma o de una tecnología.
  • Habilidades blandas o no cognitivas: por el contrario, son inespecíficas y se refieren a las habilidades personales de relacionamiento y de pensamiento. La comunicación, el trabajo en equipo y el liderazgo son algunas de las más valoradas en el entorno laboral.

Educación

El grado educativo consiste en la educación formal que el aspirante puede acreditar. Esta capacitación se acredita por la obtención de un título reconocido oficialmente. Este documento avala que el candidato posee los conocimientos necesarios para ocupar el puesto. Cada oferta indica el nivel de educación requerido. Como mínimo se exige un certificado de escuela primaria. A medida que se necesitan mayores competencias se pueden pedir diplomas de educación secundaria, bachiller, técnico superior, licenciatura o posgrado.

De igual forma, se listan las especialidades compatibles con cada puesto específico. Para trabajar en el área de finanzas, por ejemplo, pueden requerirse titulaciones como contabilidad, economía o administración.

Licencias y certificaciones profesionales

Muchos trabajos ameritan la obtención de licencias o certificaciones profesionales. Para ser chofer de autobús se necesita un permiso de conducir especial, no importa que grado de educación formal tengas. A ese tipo de documentos nos referimos. Son credenciales profesionales que garantizan que una persona cumple con los estándares para ejercer esa función.

También se consideran los Reconocimientos de Saberes Adquiridos emitidos por la Dirección General de Acreditación, Incorporación y Revalidación (DGAIR). Estos se obtienen superando una evaluación o demostrando que se han completado la formación exigida.

Conocimiento específico

Una oferta laboral puede incluir entre sus requisitos para el trabajo un conocimiento específico. Por ejemplo, para un puesto de diseñador gráfico se pide dominar un programa de software particular, como Sketch. No todas las empresas lo usan ni todos los diseñadores saben trabajar con él. A veces se trata de materias muy especializadas sobre todo en áreas técnicas, como la ingeniería.

Atributos y rasgos de personalidad

Están estrechamente relacionados con las competencias blandas. Se refiere a las características de personalidad del candidato, que se consideran idóneas para un determinado contexto laboral. Estas tienen que ver con la cultura corporativa y las dinámicas de trabajo. Para ser efectiva, la organización debe procurar incorporar individuos que se alineen con sus valores. Los atributos más frecuentemente buscados son:

  • dedicación;
  • creatividad;
  • orientación al cliente y
  • puntualidad.

Idiomas

Pueden considerarse habilidades técnicas, pero por su importancia requieren una mención especial. Cuando se necesita el dominio de un idioma para un puesto, la oferta de trabajo lo señala expresamente. Incluso pueden exigir una acreditación oficial del nivel de competencia. Obviamente es un requisito esencial en actividades que ameriten entablar comunicación con personas de otros países. Pero también suele ser un requerimiento en empresas multinacionales, pues los planes de carrera pueden incluir movilidad internacional.

Habilidad física

Es un dato muy relevante cuando el puesto tiene una exigencia física importante. Por ejemplo, que las labores deban realizarse de pie o sea necesario levantar cargas. De esta forma los candidatos podrán evaluar objetivamente si están capacitados para ejecutar esas tareas. También puedes analizar si algún cambio razonable en las condiciones de trabajo te permitiría desempeñar esas funciones.

¿Cómo saber si reúnes los requisitos para un trabajo?

En ocasiones pueden parecer excesivos los requisitos para un trabajo. Especialmente cuando se trata de puestos muy demandados, las empresas usan altos estándares para filtrar las candidaturas. Es decir, piden más de lo que realmente se necesita para ese cargo. Por eso es importante saber diferencias cuáles son los requisitos mínimos de una oferta y así decidir si conviene postularse. Es casi imposible que un candidato cumpla al 100 % los requisitos. Si estás convencido de que puedes asumir esas responsabilidades y ser un aporte valioso para la empresa, envía tu cv.

Eso sí, asegúrate de reunir los requisitos indispensables, es decir, los que son necesarios para el puesto. Sigue estos 5 pasos y verifica si tu perfil se ajusta a la oferta de empleo:

Lista los requisitos mínimos indicados en el anuncio de trabajo

Los requisitos indispensables suelen ocupar los primeros lugares en la descripción del perfil. Además, puedes identificarlos porque usualmente van precedidos del verbo “deber”. Por ejemplo, “El candidato debe”. Es difícil superar esta barrera. Si no posees esa habilidad, experiencia o formación es preferible buscar una oferta más adecuada a tu perfil.

Cada vez es más común el uso de aplicaciones informáticas que filtran los resultados con palabras clave. Por lo general, los requisitos mínimos serán esos términos de búsqueda. Asegúrate de cumplir con las exigencias de licencias o habilidades físicas.

Identifica los requisitos deseables

Estos pueden ser características o habilidades secundarias que se adaptan al puesto y suponen un valor añadido. Puede ser algún tipo particular de experiencia, de formación o, incluso, de lugar de residencia. A veces las ofertas de trabajo directamente explicitan que se trata de requisitos preferidos, pero no indispensables. En tu evaluación de igualar tu perfil y el puesto, ocuparían un nivel inferior.

Determina las características de la personalidad

En tercer lugar, se ubicarían las características de la personalidad, pues, aunque son importantes, casi nunca son determinantes. Para hacer tu carta de presentación y redactar tus objetivos profesionales, es preferible que te concentres en los dos puntos anteriores. En la descripción del trabajo es fácil ubicarlos, pues son características del carácter. Se refieren a actitudes hacia el trabajo, la relación con otros y el autocontrol.

Compara tus habilidades con los requisitos mínimos

Ahora que tienes dos listas, la de la oferta de empleo y la de tus propias habilidades, establece comparativas entre ambas. Identifica qué aspectos de tus competencias encajan con los requisitos del trabajo. A lo mejor puedes reemplazar un título oficial con una experiencia laboral significativa. Si después de la comparación consideras que hay al menos un 75 % de concordancia es hora de preparar tu currículum vitae (cv).

Resalta en tu postulación los rasgos más aplicables

Reestructura tu cv de tal forma que los elementos que coinciden destaquen. Tal vez debas optar por un currículo funcional, para enfocar la atención en tu experiencia en un campo específico. De igual forma, revisa la redacción de tus objetivos profesionales y utiliza las palabras clave de la oferta. Finalmente, haz una carta de presentación resaltando las características que te hacen el candidato ideal para el puesto.

Relacionado

Ver más 

Trabajos desde casa: ventajas, desventajas y ejemplos

Hoy en día existe la posibilidad de hacer muchos trabajos desde casa. Veamos las principales ventajas, desventajas y oportunidades de trabajar desde casa.

Los trabajos creativos son las profesiones del futuro

Los trabajos creativos son cada día más demandados. Hay muchas salidas laborales, que ofrecen atractivas condiciones económicas. Atrévete a usar la imaginación.